Viernes 15/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Los cuernos de Pablo Iglesias

Con cuernos. Así aparece representado el líder de Podemos en la portada de la revista "El Espectador incorrecto", que se distribuye esta semana junto con "Actualidad Económica". La publicación, que dirige Miguel Ángel Belloso y está en su número tres, lleva como lema: "Una mirada liberal al mundo".


Pablo Iglesias, al que se ve con mirada seria, es dibujado con dos notables cuernos en la frente, al modo de los faunos, o más bien de los diablos. Y tiene que ver con la portada de la revista, que lleva este titular "Populismo, la esencia del mal".

El dibujo y la portada se refieren a un largo escrito, "El diablo del populismo", que firma José Luis Feito, conocido articulista, presidente del Instituto de Estudios Económicos y de la comisión de economía y política financiera de la CEOE, publicado con anterioridad por el IEE con el título "Los populismos marxista e independentista: raíces y mecanismos de propagación comunes".

La síntesis es que los análisis y propuestas económicas de los populistas no tienen lógica ni pretenden tenerla. "Son -dice- un método para inflamar los ánimos de la sociedad y hacer quebrar las instituciones a fin de alcanzar el poder para después ejercerlo totalitariamente".

Feito incluye en el concepto populistas al nacionalismo e independentismo catalán (afirma que no existen diferencias de fondo entre ambos, sino solo de tácticas) y las corrientes marxistas englobadas en Podemos. "Estos partidos están intentando denodadamente aprovechar la oportunidad histórica brindada por la crisis para, cabalgando a lomos del populismo más descarnado, conseguir la secesión, en un caso, y la sustitución de nuestro ordenamiento político por un régimen totalitario, en el otro".

Según su análisis, presentan raíces comunes y utilizan similares mecanismos de propagación, que han conseguido el apoyo de buena parte de la ciudadanía. La principal raíz económica de ambos movimientos es la secuencia en España de una larga e intensa expansión seguida por una brusca y profunda depresión acaecida entre 1995 y 2013.

No va a ser fácil "deshacer la oscura fascinación que ejercen los mensajes populistas sobre la mente de muchos ciudadanos porque estos mensajes apelan a los instintos más primarios de la naturaleza humana, que siempre salen a flor de piel en tiempos de crisis, y porque estos partidos los dirigen verdaderos profesionales de la comunicación de masas y la agitación social, activistas políticos que manejan con destreza innegable las redes sociales y las técnicas televisivas".

A la crisis económica, como causa principal del crecimiento de ambos populismos, se suman otros factores, que se podrían agrupar en el epígrafe "sentimientos". Feito cita el eslogan "España nos roba" y la plaga de la corrupción política.

Explica que Pablo Iglesias y los suyos siguen la estrategia de Piotr Tkachov, el verdadero maestro de Lenin, para quien el primer paso de la revolución "ha de ser eliminar las elites [la casta], tarea que se ha de encomendar a la elite [casta] revolucionaria".

Han extirpado de su discurso cualquier referencia a sus orígenes: no son marxistas, ni mucho menos comunistas o leninistas, ni aspiran a construir un estado policial que conduzca a la sociedad sin clases. Dicen que son "renovadores del socialismo y de la democracia, defensores de los de abajo frente a los de arriba". Es la historia de Caperucita, aunque en esta ocasión hay margen para la esperanza "porque el lobo se ha zampado a la abuelita con tal facilidad que le ha hecho confiarse y ha descuidado su disfraz, dejando asomar sus fauces ansiosas de poder totalitario".

Cita los casos de la llegada de Hitler al poder y de la revolución bolchevique, que tuvieron principio en las penurias económicas en Alemania y en Rusia. Ante ello, la "solución" propuesta fue, tras identificarlos como los culpables, eliminar al viejo régimen y a los grupos que los sustentaban para establecer un nuevo orden.

Entre los posibles remedios, cita: "Ante todo, es vital prolongar todo lo posible la recuperación económica". "Es llamativo -añade- cómo los populistas ignoran la mejora de la situación económica. La niegan porque la temen".

editor@elconfidencialdigital.com

En Twitter @JoseApezarena

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·