Martes 12/12/2017. Actualizado 13:33h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La delgadez de la reina Letizia

Por lo visto, ser delgado/a por constitución y herencia genética constituye una grave tara personal. O al menos así lo quieren entender algunos que, por criticar, parece que lo han de criticar todo.

Me refiero a algunas descalificaciones que han circulado ahora por la nominación de la reina Letizia como embajadora especial de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura). Comentarios lanzados sobre todo en redes sociales.

Ayer, por cierto, doña Letizia visitó la Expo Milán 2015, organizada con el lema “Alimentar el planeta, energía para la vida”, y participó en esa ciudad italiana en una reunión informativa de la FAO.

Resulta que algunos critican la designación como embajadora especial, diciendo que no es un nombramiento adecuado, con el argumento de que su delgadez no puede ser referente de una alimentación saludable.

Una crítica así duele especialmente a doña Letizia porque lleva años viéndose señalada por esa característica física suya, algo que, como resulta bien conocido, procede de la herencia familiar, como desde pequeñas también ocurría con sus hermanas. No hay más secretos: es delgada de nacimiento.

Lo de secretos tiene que ver también con que, siendo princesa, no faltaron quienes llegaron a sostener que existía un problema de anorexia. Afirmación que entonces provocó cierta alarma en ella misma, pero también en el Palacio de la Zarzuela, por los efectos negativos que eso podía provocar entre la población joven.

Tan es así que se vivió entonces una de las pocas ocasiones en que la Casa del Rey envió un desmentido formal. Fue en marzo de 2005, mediante un escrito a El Mundo, a la sección de Cartas al Director, negando que padeciera la enfermedad y calificando de "absolutamente falso" la información publicada. Añadía que la especulación se había tomado de reportajes en la prensa extranjera sin haberlo contrastado con La Zarzuela.

El rumor ha saltado en otras ocasiones posteriormente. En noviembre de 2011, a propósito de unas fotografías de Letizia durante un viaje oficial a Chile, en las que de nuevo destacaban sus delgadísimos brazos, la Casa del Rey volvió a salir al paso, argumentando sobre su delgadez: "Siempre lo ha estado así, es su constitución física". Y se recogió en los medios la conocida afirmación de su marido, Felipe de Borbón, de que "come como una lima pero lo quema todo".

Últimamente, sin embargo, doña Letizia ha trabajado con cierta intensidad un fortalecimiento físico. Casi diariamente realiza ejercicios de musculación. Acude al gimnasio de palacio, donde se "machaca", también con la ayuda de un entrenador personal y con la práctica del zumba fitness. Está empeñada en mantenerse en buena forma. Pero seguirá siendo delgada. ¿Y?

editor@elconfidencialdigital.com

Twitter: @JoseApezarena


    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
Etiquetas

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·