Lunes 18/12/2017. Actualizado 01:04h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

¿Quiénes son los fascistas?

Era de prever. A los políticos llamados populistas no les caen nada bien los cuerpos policiales de cualquier tipo. Ni siquiera cuando ellos están al mando de esos colectivos, como ocurre con la policía municipal en ayuntamientos donde gobiernan, o con las autonómicas en su caso.

Las corporaciones con mayoría de izquierda radical se dedican a desmoralizar, desmotivar, desprestigiar y desmontar sus propios servicios de seguridad. Y, si alguno pone dificultades, a llamarles fascistas.

No sé si es han fijado, pero suele ser bastante común en personajes de ese ámbito ideológico extremo recurrir a dicho adjetivo para intentar descalificar a quien les llevan la contraria. Ocurre también en entrevistas y en tertulias políticas.

Javier Barbero, concejal de seguridad del ayuntamiento de Madrid, tuvo que declarar como investigado (antes imputado) por llamar "fascistas" a los agentes a su cargo que protagonizaron una protesta contra él en plena calle.

Procedente del movimiento 'okupa', Barbero había protagonizado antes, en el pasado, escraches contra Ruiz Gallardón y otros políticos del PP, pero por lo visto no le gustó nada que a él le aplicaran algo semejante, es decir, su propia medicina.

Ahora, los radicales catalanes de la CUP han anunciado que denunciarán ante la fiscalía especializada en delitos de odio la manifestación de mossos y guardias urbanos celebrada el martes en Barcelona, en la que participaron más de mil agentes.

Según la Candidatura de Unidad Popular, convocaron esa manifestación "sindicatos sectarios y marginales vinculados a la extrema derecha", y por eso no condenarla es "abrir la defensa al fascismo".

Los organizadores, por su parte, explicaron que se echaban a la calle por la "falta de apoyo institucional y judicial" que sufren, lo que provoca que los policías se sientan "desamparados". La dirigente de uno de los sindicatos convocantes citó en concreto el "odio" de la CUP a esos colectivos: "El odio de los cupaires a los cuerpos de seguridad nos desprestigia".

No es tan sencillo que miembros de los cuerpos de seguridad se echen a la calle, y menos aún masivamente. Les cuesta movilizarse. Cuando ocurre, es que alguien o algunos se han empeñado mucho y reiteradamente en hacerles la vida imposible. Es lo que ha pasado y pasa en Cataluña, y por eso la manifestación del martes.

Es fácil llamarles fascistas. Pero la pregunta puede ser otra: en realidad, ¿quién es el fascista?

editor@elconfidencialdigital.com

En Twitter @JoseApezarena


    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·