Miércoles 13/12/2017. Actualizado 13:45h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Las feministas no son las nuevas monjas

No acierta Javier Marías, cuando afirma que las feministas son “las monjas de toda la vida”.

El escritor ha provocado una polémica sobre el feminismo, librada principalmente en las redes sociales, por unas afirmaciones suyas en El País Semanal, entrevistado con motivo de su último libro.

Uno de los asuntos que Marías aborda es la intolerancia, para afirmar que en los últimos años ha notado un aumento de la intolerancia por parte de lo que considera las “monjas de toda la vida, aunque bajo otro disfraz”. Se refiere a las feministas.

A propósito de la novedad de que ya no habrá besos de azafatas en las carreras ciclistas, y de que las jugadoras de golf norteamericanas no llevarán faldas cortas, proclama: “Las monjas de toda la vida están triunfando ahora, bajo otro disfraz, pero con los mismos objetivos: que no haya besos, que no haya escotes, que no haya minifaldas. Te dicen que ahora es por buenas razones. Mire, no. Bajo la apariencia de buenas causas se reprime como en tiempos de Franco. Pues sí, llamo monjas a las que propugnan todo esto”.

“Las feministas –añade- han luchado durante años por vestir como les daba la gana. Y las sufragistas querían descubrir el tobillo. Y ahora resulta que, por otros motivos, no puede usted llevar minifalda”.

El jaleo ha resultado bastante considerable. “No soy capaz de entender cómo Javier Marías puede llegar a hacer una interpretación tan torticera del feminismo”, dice un tuitero en su cuenta. La organización feminista Femnosotras escribe: “La vuelta ciclista ha perdido a un seguidor. Javier Marías ya no verá la entrega de premios porque no habrá mujeres a las que cosificar”.

No han faltado opiniones a su favor, como esta: “Javier Marías acierta. Ya no es que las feministas sean las nuevas monjas, es que la izquierda en general es el nuevo clero”.

Estoy de acuerdo con Marías en la perplejidad que causan algunas novedades en relación con las mujeres. Lo del beso en las vueltas ciclistas es de aurora boreal. Pero se columpia al equiparar a las feministas con las “monjas de toda la vida”. Se equivoca mucho.

O Marías no conoce a las feministas de verdad, o no conoce a las “monjas de toda la vida”, porque no se parecen en nada. Y a estas últimas, además, les insulta. No creo que sea para vender libros, porque a estas alturas no lo necesita.

Como las feministas han protestado, pero me parece que las monjas no, dejo aquí constancia de mi total discrepancia con Marías. Las feministas no son, de ninguna manera, “las monjas de toda la vida”. No tienen nada que ver.

editor@elconfidencialdigital.com

En Twitter @JoseApezarena

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·