Lunes 11/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

¿Qué futuro tendrá este PSC ahora más nacionalista?

Una de las decisiones más penosas del socialismo español, con graves consecuencias para Cataluña y por ende para el resto de España, fue la deriva de su franquicia catalana, el PSC, hacia el catalanismo y el nacionalismo.

El giro, conducido y protagonizado en primera persona por Pascual Maragall, provocó un terremoto entre las bases y entre los votantes naturales del partido, en tantos casos vinculados a sectores populares provenientes de la emigración.

La primera consecuencia ha sido que el PSC, primera fuerza en Cataluña cuando se celebraban elecciones generales, que gobernó con holgura el Ayuntamiento de Barcelona y hasta ocupó la Generalitat, es hoy un partido poco relevante y nada decisivo.

Pero lo más lamentable fue que, como consecuencia de su deriva hacia el nacionalismo, en Cataluña ya casi "no se puede" ser no catalanista. El PSC ha conducido hacia tales pagos a grandes masas de ciudadanos que en buena lógica no tendrían que haber pasado esa frontera. Y de ahí proviene, en gran medida, lo que estamos padeciendo hoy.

Ahora, Miquel Iceta acaba de fichar a un nacionalista, moderado, para las elecciones del 21 de diciembre. El primer secretario ha incorporado a Ramón Espadaler, veterano dirigente de Unió, como número 3 en la lista del PSC por Barcelona. Es consecuencia de una alianza con Units per Avançar, la formación catalanista que surgió tras la extinción de Unió. Según explican los socialistas, el objetivo es captar al votante catalanista moderado.

Pero, quieran o no, con ello, aparece un PSC un poco más nacionalista.

¿Que busca Miquel Iceta con este movimiento? ¿Hacerse perdonar su vergonzante apoyo al artículo 155? ¿De verdad cree que va ganar votos con ello?

Si su propósito es captar adhesiones del nacionalismo, me temo que en ese terreno actúan otros mucho más convincentes que él. Por lo tanto, no va a ser nada fácil un trasvase de ese tipo.

Y, en cambio, a lo mejor lo que consigue es precisamente lo contrario: espantar con esa deriva a amplios sectores que están más que hartos de catalanismos e independentismos.

El movimiento, además, deja mucho más campo libre a Ciudadanos, que podrá ampliar espacios precisamente en los ámbitos populares y en los barrios obreros de Cataluña donde en su día fue hegemónico un PSC que ha abandonado aún más sus raíces, históricas e ideológicas.

editor@elconfidencialdigital.com

En Twitter @JoseApezarena

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·