Miércoles 13/12/2017. Actualizado 13:45h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Otro grito para Cataluña: "El proceso nos roba"

Una de las claves de la política es el acierto a la hora de instalar eslóganes porque, cuando se logra, resulta que esas proclamas, muchas veces forzadas y artificiosas, acaban convirtiéndose en verdad indiscutida. Al menos para la población.

Y uno de los grandes éxitos del independentismo catalán consistió en hacer creíble el dramático grito de "España nos roba".

Tal exclamación, repetida en los peores momentos de la crisis, cuando se procedía a dramáticos recortes en asuntos de primera necesidad, con la pérdida de empleos y la reducción de servicios básicos (sanitarios, de becas...), cambió decisivamente el panorama en Cataluña: la aspiración independentista pasó a convertirse en una demanda masiva. Así se comprobó en las espectaculares movilizaciones.

Hoy las cosas están cambiando en aquella tierra, bastante más de lo que parece. Por citar lo más llamativo, la nueva Generalitat, encabezada por el desconocido Puigdemont, ha asumido que el trayecto a la independencia va a desarrollarse mucho más despacio, y que ya no es válido el plazo de dieciocho meses para la desconexión.

El nuevo President ha reconocido sin problemas que no ha llegado el momento de la secesión porque el independentismo no tiene la mayoría necesaria. Bueno, en realidad no tiene la mayoría mínima según el último veredicto de las urnas.

Al mismo tiempo, el extremismo de la crisis económica va rebajándose. Como prueba, la economía crece y se crea empleo. Así que la crispación en la calle resulta ahora menor.

Si a ello sumamos también el espectáculo lamentable de los chanchullos económicos que han laminado a Convergencia, y destrozado el icono que constituían los Pujol, lo del "España nos roba" está quedando bastante superado, porque, entre otras cosas, se ha evidenciado que son otros los que roban.

Pero es que, además, parece que la reacción ha comenzado. Se está perdiendo el miedo. Una muestra es la concentración del domingo en la Plaza Sant Jaume, ante el palacio de la Generalitat, organizada por Societat Civil Catalana. Asistieron dos mil personas. No son muchas, pero son un inicio, porque visualiza que hay gente que empieza a atreverse a disentir del oficialismo independentista.

Y allí se ha escuchado un grito, un eslogan, que se enfrenta al lema primigenio y lo retuerce. Dice "El proceso nos roba".

No será fácil que este logre la pegada que alcanzó el original, pero desde luego lo frena. Y a lo mejor triunfa... Ya veremos.

Lo importante es que algo parece que empieza a cambiar en Cataluña.

editor@elconfidencialdigital.com

Twitter: @JoseApezarena

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·