Lunes 18/12/2017. Actualizado 11:26h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

¿La hora del rey?

Felipe VI inicia hoy un corto periodo de tres días para celebrar las consultas con los grupos parlamentarios, un maratón de catorce entrevistas que deberá concluir con la designación de un candidato a la investidura. Eso tendría que ocurrir.

Puede sorprender el escaso margen de tiempo que tiene para dedicar a cada uno de los visitantes, pero lo cierto es que va a recibirles y escucharles ya por tercera vez, puesto que en el anterior proceso, tras el 20-D, acudieron a La Zarzuela en dos ocasiones.

Y, además, la pregunta que tiene que formular no es muy complicada, ni las respuestas tendrían que serlo. En principio, el rey demandará a los representantes políticos que respondan a dos cuestiones. Primera: si alguien de su grupo está dispuesto a presentarse a la investidura y, en ese caso, con qué apoyos cuenta para alcanzar la nominación. Segunda: si no apuestan por un candidato propio, a quién votarán de entre los posibles nombres, y también a quién en ningún caso apoyarán.

Hay una tercera pregunta: con sus actuales posiciones, las expresadas durante la entrevista, y teniendo en cuenta las de otras formaciones, si de ello se concluyera que no será posible la investidura y que habrá tercera ronda de elecciones, en ese supuesto ¿está dispuesto a modificarlas, precisamente para evitar una nueva convocatoria?

Muchos han criticado ya el comentario de Albert Rivera diciendo que iba a pedir al rey que “convenciera” a Pedro Sánchez para la abstención, porque en realidad Felipe VI no tiene nada que pedir, sugerir o proponer. El monarca no tiene, ni debe asumirlo, un papel activo en el proceso de investidura.

Ya he comentado que el rey se juega también parte de su crédito en este nuevo intento de sacar al país de la parálisis. Pero eso no ha de llevarle a implicarse, y mucho menos a tomar partido.

Esta no es la hora del rey. El monarca escucha, pregunta y toma la decisión adecuada a los datos que le proporcionen los visitantes, en el buen entendido de que dirán la verdad y no le mentirán. Nada más. Esta es la hora de los políticos. Siempre lo ha sido, aunque no se hayan mostrado capaces de conseguir nada hasta el momento.

editor@elconfidencialdigital.com

En Twitter @JoseApezarena

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·