Lunes 18/12/2017. Actualizado 11:26h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Las mentiras sobre el votante de Podemos

La tipología del voto de Podemos se ha convertido casi en un mito político, tal es, según la mayoría de los análisis, su calidad y validez, basado en el supuesto perfil de quienes apoyan al partido de Pablo Iglesias.

Se suele caracterizar al votante de Podemos como joven, urbano, con estudios superiores, y que utiliza activamente las nuevas tecnologías para informarse sobre política. Es lo que todo el mundo sostiene. Y, sin embargo, no es verdad.

Dos especialistas, Guillermo Cordero y Mariano Torcal, profesores en la Universitat Pompeu Fabra, acaban echar por tierra el mito del muy cualificado votante de Podemos, en un artículo que acaban de publicar en El País. Vale la pena analizarlo.

Acogiéndose a los resultados de una reciente encuesta tipo panel (que pregunta al mismo conjunto de personas en diferentes momentos), los citados profesores explican que los partidarios de Podemos no son tan jóvenes: su edad media supera los 45 años. Está por debajo de la de los votantes de PSOE y PP, pero es más elevada que la de votantes de otras formaciones de izquierdas.

No pueden ser calificados como “sobradamente preparados”, puesto que presentan un nivel educativo inferior a los votantes del PSOE, que son los que tradicionalmente poseían el más bajo.

Tampoco están mejor informados sobre política: para informarse, recurren a los medios de comunicación tradicionales con menor frecuencia que los votantes de otros partidos.

¿Utilizan para ellos las redes sociales? Tampoco. El votante medio de Podemos no es especialmente activo en las redes, ni tampoco puntúa más alto en las preguntas sobre conocimiento político. Aunque es cierto que utiliza más las redes que el votante de PSOE y PP, lo hace menos que el votante de IU. Otra sorpresa: mientras que los votantes de IU son más activos en Twitter, los de Podemos utilizan Facebook como medio para informarse sobre política.

Se afirma que el votante de Podemos es urbano y activo, tanto política como socialmente. No es cierto. Los votantes estándar de Podemos son los más rurales de toda la oferta política: más de la mitad de sus apoyos reside en núcleos de menos de 50.000 habitantes, un porcentaje superior al del PSOE.

¿Están en los movimientos sociales? No exactamente. Los apoyos de Podemos  son activos, pero no tanto como los votantes de otros partidos de izquierda, como IU o ERC. Participan menos en cualquier tipo de actividad política (manifestaciones, boicots, firmas de manifiestos…).

Se suele considerar que provienen esencialmente de la izquierda y la extrema izquierda. Incorrecto. La ideología media de los que hoy votarían a Podemos está más a la derecha que los votantes de IU. Se sitúan en la misma posición ideológica que el PSOE.

Los potenciales votantes de Podemos, no sólo se hallan ideológicamente cercanos al PSOE, sino que además lo exoneran en gran parte de la responsabilidad de la crisis económica. Consideran que recae principalmente en organismos supraestatales (FMI, BCE, UE) y en el PP.

Unido esto a que, tras las elecciones al Parlamento Europeo, reconocían que podrían votar a un partido diferente en las generales, podría llevar a pensar que los potenciales votantes de Podemos terminarán votando al PSOE, apuntan los dos especialistas citados.

No obstante, en estos últimos meses su intención de voto se ha consolidado. Tras las europeas, la probabilidad de que volvieran a votar a Podemos era de un 66%, mientras que hoy es del 86%, la más alta entre los votantes de los diferentes partidos.

En fin, que los votantes de Podemos no son ni más jóvenes, ni más formados ni más urbanos que los votantes de los partidos tradicionales de izquierdas.

Concluyen los analistas que la única verdad es que son el resultado de la desafección política, puesto que son (con mucha diferencia) los que más desconfían de la clase política, de los partidos, de la justicia, de la UE, de los bancos, y también de los sindicatos. Son ciudadanos que, en otras circunstancias serían abstencionistas, pero que responden a la pésima situación económica general y a los escándalos políticos demostrando su apoyo a una formación que supone una auténtica ruptura.

editor@elconfidencialdigital.com

Twitter: @JoseApezarena

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·