Viernes 20/04/2018. Actualizado 09:57h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Por qué me preocupa Pedro Sánchez

Escribí ayer acerca del desayuno informativo que Pedro Sánchez había protagonizado en Madrid el día anterior, martes.

Apunté que comparecía en acto público tras una temporada prácticamente desaparecido, al menos mediáticamente, como se comprobó con su ausencia de fin de año, cuando los demás líderes aprovecharon las fechas para ofrecer ruedas de prensa con el balance político del año.

En el desayuno del martes, la intervención inicial en sí estuvo bastante bien, en el sentido de que hubo declaración de intenciones, críticas a un lado y otro, principalmente a Ciudadanos pero también al PP, desmarque de Pablo Iglesias, y detallada presentación de medidas concretas: el plan de diez propuestas políticas. Un documento que refleja que algunos en el PSOE están haciendo su trabajo.

Donde no quedé tan convencido, y así lo apuntaba al final de mi crónica, fue con el turno de preguntas y con las respuestas que fue ofreciendo el secretario general.

Escribí que me había extrañado, sorprendido, el tono vital bajo, casi aburrido, que mostró Pedro Sánchez en ese tramo último de su comparecencia. Como si se le hubiera acabado la batería, como si se le hubieran agotado las energías

Tuve una sensación rara. Se comportó como si estuviera cansado, desanimado o algo así. Y comenté que a lo mejor no era más que una impresión mía, sin validez ninguna.

Volviendo a reflexionar sobre lo mismo, me ratifico en la sorpresa acerca de lo ocurrido. Porque considero obligación básica de cualquier político que aproveche toda oportunidad, cualquier ocasión, por pequeña que sea (y lo del martes no era cualquier cosa), para intentar encandilar, enfervorizar, arengar, atraer y convencer. En fin, para ganarse a la concurrencia, sea prevista o sea ocasional, sea incondicional o neutra, o incluso enemiga.

Y ese elemental esfuerzo no lo aprecié en Pedro Sánchez. Eché de menos garra, empuje, ardor y convencimiento.

De ahí la extrañeza. Como no me parece normal lo ocurrido, por eso digo que me preocupa Pedro Sánchez.

editor@elconfidencialdigital.com

En Twitter @JoseApezarena

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·