Lunes 11/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

¿Cuánto puede Podemos?

El resultado de las elecciones generales coloca al partido de Pablo Iglesias en una posición privilegiada desde el punto de vista de las mayorías parlamentarias, si de verdad se contabilizan a Podemos esos 69 escaños que le adjudican.

La realidad, sin embargo, es que Podemos como tal, con su propia marca y en solitario, ha alcanzado 42 diputados. El resto provienen de las candidaturas 'hermanas' en Cataluña, Valencia, Galicia...

Para llegar a los 69, el partido suma los 12 de En Comun Podem, los 9 de Compromís-Podemos-Es el momento, y los 6 de En Marea, en total los 27 que completan el resultado acumulado.

La apariencia de grupo compacto que ofrece esa cifra de 69 diputados debe, pues, ser matizada por el hecho de que las otras formaciones no están en realidad sometidas a la completa disciplina de Podemos.

Una prueba de ello es, por ejemplo, que los catalanes de En Comun Podem ya han decidido que tendrán grupo parlamentario propio en el Congreso de los Diputados, es decir, distinto del que encabece Pablo Iglesias. Es un síntoma llamativo.

Y resulta bien conocido que las relaciones con los colectivos que integran candidaturas fraternas no son siempre pacíficas. Ahí está el caso de Ahora Madrid y de la alcaldesa Manuela Carmena, que ha repetido que ella ni pertenece a Podemos ni está sometida a su disciplina, hasta el punto de que se negó a hacer campaña electoral. Quizá por eso Podemos no ha logrado el resultado que esperaba en Madrid.

Los vínculos con Compromís, con las Mareas y demás son evidentes, son fuertes, pero no férreos. Y por tanto, Pablo Iglesias, antes de hablar en nombre de esos supuestos 69 diputados, tendrá que consultar y consensuar con los otros grupos los asuntos más comprometidos. Una dinámica que le complicará sobremanera la gestión de su representación. A lo que se añaden algunos egos intensos que también entrarán en juego

Podemos, en fin, no tiene una voz única y eso le debilita. A la hora de las grandes cuestiones, como son los pactos para intentar formar una nueva mayoría en el Congreso, deberá acordar con quién y quiénes, para qué candidato, en qué condiciones, a cambio de qué... Todo eso no lo podrá decidir Pablo Iglesias de forma autónoma, sino que necesitará que consultar con sus socios.

Y no solamente se trata de la investidura del futuro presidente del Gobierno, sino que a lo largo de la legislatura surgirán multitud de cuestiones en las que el consenso de los 69 no será sencillo. Pensemos, por poner otro ejemplo, en las reuniones del Consejo de Política Fiscal y Financiera y en el reparto de los fondos autonómicos, cuando tengan que pelear entre sí valencianos, gallegos, catalanes...

En fin, que el poder de Podemos es menor del que parecía en la noche de las elecciones generales y en el día después.

 editor@elconfidencialdigital.com

Twitter: @JoseApezarena


    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·