Domingo 19/11/2017. Actualizado 11:46h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Del suicidio a los asesinatos machistas

Es regla no escrita en el periodismo el principio de evitar la publicación de noticias sobre suicidios porque, según muchos estudios, tales informaciones provocan a su vez nuevos episodios mortales. Se supone que, al difundirlas, se les da "ideas", o incluso se "anima", a potenciales suicidas.

Estos últimos días hemos asistido a una espeluznante escalada de casos de violencia machista con resultado de muerte.

No son pocos los que empiezan a apuntar que, al igual que parece ocurrir con los suicidios, la difusión de informaciones excesivas sobre episodios de ataques a mujeres, pero más aún su magnificación en cuanto a eco y cobertura mediática, podría estar detrás de algunos de estos brotes acumulados.

Los sucesos encadenados estos últimos días serían, por tanto, efecto indeseado de las noticias anteriores.

La disyuntiva resulta endiablada. Porque, por un lado, es impensable la opción de minimizar, y mucho menos silenciar, los ataques y asesinatos. Implicaría, no solamente insensibilidad intolerable, sino incluso hasta complicidad. Así que, y por supuesto, lejos de nosotros cualquier posible comprensión o disculpa. Eso queda fuera de toda duda.

Pero, al mismo tiempo, la incógnita sobre la cobertura que los medios dan a estos tremendos episodios queda ahí. Porque en muchos casos traspasan la simple información para entrar en el sensacionalismo, deteniéndose en el dato morboso, la toma de declaraciones a vecinos y amigos, el detalle sobre cómo se produjo el suceso...

Por tanto, no solo fallan las campañas de sensibilización y de prevención, que ciertamente están resultando un fracaso. A lo mejor hay que dar también otro paso más, en la dirección apuntada.

Sería de desear, en fin, que se realizara un completo y definitivo estudio sobre el impacto que tales informaciones excesivas provocan en posibles y futuros maltratadores y asesinos. Y, mientras la incógnita no se despeje de forma absoluta, la intranquilidad queda detrás.

editor@elconfidencialdigital.com

Twitter: @JoseApezarena


    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·