Domingo 25/02/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Lo nunca visto: Rajoy y Pedro Sánchez hacen piña

Parecía impensable hace escasas semanas. Resulta que Mariano Rajoy y Pedro Sánchez están manteniendo contactos de cierta intensidad para explorar zonas de acuerdo. Lo desveló ayer El País.

Los dos principales rivales políticos, dada su condición de líderes de los partidos más votados, de las formaciones que han gobernado y que en principio se diputarán la Moncloa, están hablando entre ellos más de lo que creíamos. Lo han hecho la semana pasada sobre dos grandes temas de Estado: financiación autonómica y política del agua.

La cosa, los contactos, ya venía de atrás, pero tenía que ver con una cuestión precisa y grave: el desafío independentista de Cataluña, ante el que resultaba indispensable que los dos grandes partidos cerraran filas. Hablaban frecuentemente, se veían en La Moncloa... Pero era para un objetivo único y cerrado.

Lo de ahora va algo más allá. Rajoy y Sánchez han empezado a hacer piña porque ambos dos se enfrentan a un parecido y delicado reto en sus respectivos terrenos ideológicos.

Para el Partido Popular, el rival peligroso empieza a ser, no el PSOE, sino una fuerza nueva que amenaza con robarle los votantes, y, con ello, la primacía del centro y la derecha: Ciudadanos.

Y el PSOE, si pretende llegar a La Moncloa, no tiene más remedio que disputar con decisión el espacio de la izquierda a Podemos, una formación ahora de capa caída pero que, cuando llegué el momento de votar, puede hacer muchísimo daño. Y, en concreto, cerrarle la puerta de la victoria.

Así que a la fuerza ahorcan. Por eso, y echando mano del más elemental pragmatismo, Mariano Rajoy y Pedro Sánchez se están entendiendo. Bueno, lo están intentando. Y eso que nunca se han caído demasiado simpáticos el uno al otro.

Si, merced a esos contactos, ambos pueden apuntarse algún que otro tanto político, si logran aparecer como líderes que afrontan y resuelven problemas, si fortalecen interna y externamente su imagen y posición personal, bien les vendrá para la batalla contra esas dos nuevas fuerzas que pretenden comerles el terreno.

En estos momentos aún no compiten entre ellos. Previamente han de librar, y ganar, la batalla de desembarazarse de esos incómodos rivales, Ciudadanos y Podemos. Y después vendrán las elecciones. Pero cada cosa a su tiempo.

editor@elconfidencialdigital.com

En Twitter @JoseApezarena

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·