Jueves 19/10/2017. Actualizado 19:06h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Adelanto electoral y todo el mundo en fila

Acaba de publicarse un ensayo… provocador. Es un estudio de filosofía política, obra del profesor belga David Van Reybrouck que aboga por eliminar los procesos electorales como modo de elegir a nuestros gobernantes.

La tesis, que expone en ‘Contra las elecciones’, es que nos vendría mejor involucrar más a los ciudadanos en la toma de decisiones. Y para ello propone algo sorprendente: seleccionar por sorteo a los representantes públicos.

Las personas así elegidas –explica el autor- serían más libres que los políticos actuales, pues no tendrían que obsesionarse, como ahora sucede, por ser reelegidos. Además, sus sustitutos llegarán como ellos: al azar. Esto contribuiría, asegura, a eliminar la corrupción y el sectarismo.

Fomentaría probablemente la defensa del bien común porque los partidos ya no podrían alimentar esas estructuras de poder internas, donde uno no se debe tanto al ciudadano como al líder que me quita y me pone de las listas.

Como se puede ver, el texto es un alegato contra la democracia participativa tal y como la entendemos ahora. Deberían gobernarnos los mejores. Pero como eso no parece realizable, Van Reybrouck opta por un cambio radical: otorgarle el poder al pueblo en sentido estricto.

Este plan es una quimera para nuestro país. Aquí seguiremos, y por mucho tiempo, con nuestro sistema electoral. De hecho, comienzan a circular voces –de momento, no confirmadas- que hablan de un posible adelanto electoral. Sería la decisión que tomaría Mariano Rajoy un minuto antes de que le presentaran una moción de censura impulsada por Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Junqueras.

Esta medida, adelantar los comicios, pillaría a todo el arco parlamentario a contrapié. Y, como si de un intento de escapada ciclista se tratara, pondría a todos en fila, en cierta dificultad. Rajoy contaría con movilizar a su favor en las urnas a todos los contrarios a ese golpe de mano, tramado en la casa de un empresario llamado Jaume Roures y con el desafío independentista de marco impresionista. El pronóstico sería un resultado escandaloso a favor del PP.

Pero esta no es la intención del Gobierno.

Como adelantamos hoy en nuestra noticia de apertura, Rajoy está muy tranquilo porque le salen las cuentas. A la oposición, no tanto. A Pedro Sánchez no le interesa ahora una moción de censura. El Ejecutivo está a punto de consensuar con Ciudadanos y PNV los Presupuestos de 2018 y le bastará con prorrogarlos, un años después, para concluir la legislatura.

Por lo tanto, ni sorteo, ni adelanto electoral. Tenemos Rajoy para rato.

Más en twitter: @javierfumero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

Javier Fumero

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·