Domingo 19/11/2017. Actualizado 11:46h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Atar a tu viejo

Se ha montado una cierta polémica al conocerse que las cuatro ancianas que fallecieron en la madrugada de este lunes en el sótano de un geriátrico de Agramunt estaban atadas.

Al parecer, las mujeres dormían sujetas con correas cuando les sorprendió una tromba de agua que inundó la sala inferior de este recinto de la comarca de Urgell, en Lleida, donde vivían 67 personas.

Los Mossos d'Esquadra han abierto una investigación sobre lo sucedido. Y a mí me parece muy bien.

Porque algunos analistas se han apresurado a recordar que es una práctica normal con personas de cierta edad, grave enfermedad degenerativa, movilidad reducida y que no se pueden estar quietas. La única forma de que descansen es limitando sus movimientos.

Sin embargo, estamos ante un asunto vidrioso.

Por lo pronto, hay un listado bastante amplio de problemas derivados de esta práctica. Favorece la aparición de úlceras de presión, infecciones (sobre todo respiratorias y de orina), incontinencias, disminución del apetito y desnutrición, y pérdida de tono muscular. Y, en el plano psicológico, de apatía, ira, vergüenza, depresión, aislamiento, miedo o pánico.

Pero además, hemos conocido estos últimos años verdaderas aberraciones cometidas en residencias geriátricas dirigidas por desalmados que, para llevar una vida más cómoda, atan a los ancianos, descuidan su higiene, no se les saca a pasear, ni se realizan actividades de recreo.

Un horror.

Estamos tratando de algo muy serio: el cuidado de nuestros mayores. Personas indefensas, frágiles, vulnerables, que requieren el máximo respeto.

Dejarles a un lado porque ya no sirven, no son útiles, no dice nada bueno de una sociedad.

Existe una loable cruzada de concienciación contra la violencia a la mujer y a la infancia. Leyes y medios de comunicación contribuyen a sensibilizar sobre estas dos cuestiones vitales. Está bien.

Pero no olvidemos la violencia y el maltrato a las personas mayores. Son más difíciles de detectar pero se ha convertido ya en un grave problema social.

Más en twitter: @javierfumero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

Javier Fumero

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·