Domingo 27/05/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Cargarse a Esperanza Aguirre

El Congreso de los Diputados aprobó la semana pasada la creación de una comisión de investigación sobre la financiación ilegal del PP. Lo más llamativo del caso es que el propio Partido Popular ha votado a favor.

Algunos analistas han asegurado que, una vez más, el PP ha querido evitar así otra derrota vergonzosa, quedarse sólo y aislado. Por eso, los ‘populares’ habrían votado a favor.

No está mal tirado. Sin embargo, hay otros dos datos relevantes: a) la propuesta procede de PSOE, Ciudadanos y Podemos pero estaba incluida en el pacto de investidura firmado entre Mariano Rajoy y Albert Rivera el pasado mes de agosto; y b) quizás esta comisión le otorgue algún beneficio al presidente del gobierno.

En este segundo punto, me refiero a la guerra que se avecina en Madrid capital.

Miren ustedes por dónde continúan apareciendo informaciones comprometedoras sobre el PP de Madrid que dirigía Esperanza Aguirre. El diario El Mundo publicó el pasado jueves, por ejemplo, que el ex gerente de esta formación en la capital escondía en su domicilio un plan para financiar ilegalmente las elecciones autonómicas y municipales de 2007 a través de la patronal empresarial madrileña.

Los manuscritos intervenidos por la Guardia Civil confirmarían que los populares desviaron los gastos de publicidad en medios de comunicación a la CEIM, a la que se refería en clave como “Diego de León”, calle en la que se ubica la sede de la organización. Gutiérrez anotó pagos de Acciona, el Grupo Ortiz o Publibus que totalizaban «860.000 euros sin IVA» y anotó operaciones desde la «caja» con efectivo de origen desconocido.

Sin quererlo ni beberlo, esta investigación pone en el disparadero a la propia Esperanza Aguirre. Lideraba el PP en aquellos años y es difícil que no tenga que dar explicaciones al respecto, antes o después.

Y todo esto sucede a dos años vista de la próxima cita electoral en Madrid. Si no hay adelanto electoral, en mayo de 2019 Manuela Carmena abandonará el consistorio y se votará su sucesor o sucesora.

Como avanzó este confidencial ayer domingo, se avecina un interesante pulso entre Cifuentes y Esperanza por la candidatura que presentará el PP. Porque según confirma su entorno, doña Esperanza está dispuesta a dar la batalla. Para eso ha reforzado su gabinete. Cree que tiene opciones reales de recuperar el consistorio para el PP y sería un modo excelente de abandonar la política.

No le falta razón en esto último. Siempre se ha dicho que ser alcalde de Madrid es más que dirigir un ministerio. Tal es la exposición mediática que tiene el puesto y el poder del que goza el inquilino de Cibeles en algunas decisiones de calado para España.

Van a saltar chispas, me temo.

Más en twitter: @javierfumero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

Javier Fumero

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·