Lunes 21/05/2018. Actualizado 14:21h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Cuidado con los fraudes en twitter: lo digo por experiencia

Ayer cometí un error mientras utilizaba mi cuenta de twitter. Les cuento lo que pasó, por si a alguno le sirve la experiencia.more-->

Durante la mañana entró un comentario en mi cuenta, retuiteado por un amigo, en el que aparecía algo que me llamó la atención. El texto decía así:

-- “Quiero mandar un mensaje de tranquilidad, haré lo posible por jugar el domingo. ¡Yo nunca doy mi brazo a torcer!”

El mensaje estaba firmado por @CarlesPuyol. Me llamó la entereza del jugador del F.C. Barcelona que, unas horas después de haberse lesionado de cierta importancia por tercera vez en este inicio de temporada, lanzaba un comunicado tan optimista y esperanzador.

Me gustó y lo retuiteé, calificándolo incluso con la palabra “admirable”. También por ‘fair play’ pues los que me conocen saben que soy un madridista confeso.

Craso error. Minutos después descubrí que se trataba de un ‘fake’, de un impostor que utiliza el nombre del popular defensa del Barça para su divertimento. El verdadero jugador del club catalán utiliza una dirección parecida pero distinta: @Carles5puyol

El patinazo, que reconocí a los pocos minutos advirtiendo a mis seguidores del error, me costó algunas críticas. Varios tuiteros me recriminaron haber caído en la trampa, ser demasiado ingenuo y poco riguroso. Acepto los reproches, merecidos, y desde aquí pido disculpas.

Sin embargo, sucedió algo mucho peor.

Unos minutos después, entré por casualidad en la página web del diario El Mundo. Cuál no sería mi sorpresa cuando me encontré con una noticia en portada que mencionaba expresamente el comentario del supuesto jugador, dándole total credibilidad.

El titular era lo suficientemente expresivo:

-- Carles Puyol: ‘Haré lo posible por jugar el domingo’ (adjunto más abajo un pantallazo del titular en portada, del que guardé copia).

Dentro se aludía al buen ánimo del barcelonista que había manifestado (supuestamente) en su cuenta de twitter su intención de recuperarse para el clásico del domingo, que enfrentará al Barça con el Real Madrid en el Camp Nou. Poco después, la noticia fue modificada y no quedó ni rastro del desliz.

Un completo despropósito y un ejemplo del peligro que supone Internet en general y twitter en particular. Un peligro, digo, para los usuarios en general y para los periodistas en particular, algo que debe hacernos reflexionar.

Por cierto, sólo una cosa más. Horas más tarde, Unidad Editorial anunció a los profesionales de El Mundo, Marca y Expansión, a través de un comunicado interno, que desde este miércoles, verán limitado el uso las redes sociales en la redacción en horario de trabajo.

¿Una represalia por lo sucedido? No tengo ni idea. Lo que sí digo es que la medida resulta algo anacrónica, ajena a la deriva que está tomado esta profesión y bastante injusta.

¿O es que el propio Pedro J. Ramírez (con 121.000 seguidores en twitter) va a predicar con ejemplo y dejará de utilizar esta red social en su despacho?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Más en twitter: @javierfumero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
Etiquetas

Sobre el autor...

Javier Fumero

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·