Miércoles 23/05/2018. Actualizado 11:27h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Elpidio, otro triste juez mediático

No me gustan ni los periodistas estrella, ni los jueces mediáticos. Sin embargo, en estos dos colectivos parece existir un extraño afán de notoriedad capaz de trastornar algunas de las cabezas más notables de este país. Es el caso del juez Elpidio José Silva.

Llama la atención el ‘road show’ que está protagonizando este señor por toda televisión, periódico, radio o medio digital que muestre un mínimo interés en darle bola. Tiene cuenta en Twitter para comentar la actualidad, con lo peligroso que eso resulta para un profesional que debe vivir de la discreción.

Ahora, en vez de defenderse en sede judicial, aprovecha los platós para llorar sus penas tras ser acusado de prevaricación por la Fiscalía General del Estado. Hay que recordar que el Pleno del Consejo General del Poder Judicial suspendió al juez Elpidio durante cuatro meses y siete días por dos faltas muy graves y una grave en el ejercicio de sus funciones.

Se le acusó de “absoluta y manifiesta falta de motivación” de sus resoluciones, de retrasos en la tramitación de asuntos en su juzgado y por desconsideración al Ministerio Fiscal. Ahí es nada. Además, se han elaborado varios informes durísimos sobre su actuación.

Uno de ellos demostró que, para reabrir el caso de Miguel Blesa, el juez utilizó frases textuales de Wikipedia, la enciclopedia colaborativa en Internet de acceso libre y gratuito. Una pillada que sonrojaría a cualquier estudiante de la ESO.

Es cierto. En un escrito firmado por Elpidio José Silva, sellado hace un año, se encuentran párrafos enteros plagiados de esa obra, como el siguiente:

-- “El 17 de mayo la agencia Moody's rebajó la calificación de 16 bancos españoles, además de bajar la calificación de la deuda de la Región de Murcia y Cataluña a ‘bono basura’. En esa semana la prima de riesgo de la deuda española alcanza máximos históricos”.

Se ha demostrado, además, que el juez Silva utilizó para sus autos frases de otras páginas webs, como www.idcfederacion.org.

Ahora, con todo ese bagaje en su haber, el juez Silva ha declarado al diario Público que le están machando para dejar impune a los corruptos, para quitárselo de encima “de la manera más torticera y brutal” y hasta advierte de una “caza de brujas” contra él.

Por si todo esto fuera poco, en los últimos días se cierne sobre su cabeza una abominable sospecha: la filtración a la prensa de los correos personales de Miguel Blesa. Es decir, el fin justifica los medios.

Lo dicho. Otro triste juez mediático.

Más en twitter: @javierfumero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

Javier Fumero

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·