Viernes 17/11/2017. Actualizado 14:03h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Iñigo Errejón se mueve en la sombra

Siempre me ha hecho gracia esa reacción infantil de enfado ante un hecho irritante: “Pues ahora no respiro”. Es la maniobra más auto-punitiva que conozco, salvando quizás el pegarse un tiro en el pie o el incongruente gesto de escupir hacia arriba.

El choque de trenes protagonizado por Pablo Iglesias e Iñigo Errejón se cerró en falso. Eso lo sabe todo el mundo que maneja información política. Colisionaron dos modos de entender el papel que debía jugar Podemos en la negociación de acuerdos. Un pulso que no ha quedado resuelto.

Este distanciamiento ha vuelto a escenificarse este martes en el ‘Acuerdo del Prado’: una propuesta con 30 medidas lanzada a última hora por Compromísy que ha contado con el visto bueno de Iñigo Errejón. Este movimiento no ha sentado nada bien a Pablo Iglesias, Monedero y compañía. Nada.

Desde el encontronazo, Errejón no es el mismo. Está serio, se prodiga poco, apenas emite luz… Parecía como si, fruto del enfado, hubiera apostado por no respirar.

Este domingo tuvo lugar en Madrid la Fiesta de la Primavera convocada por el partido morado en el Parque Tierno Galván. En plan informal y tal.

A los que acudieron les llamó la atención el comportamiento del número dos del partido. Estaba sirviendo cañas en la barra, en la campa mezclado con la gente corriente, como uno más... Es decir, lejos de los dirigentes estrella: Pablo Iglesias y Pablo Echenique.

El día anterior, Errejón acudió a LaSexta Noche. No eludió preguntas sobre su distanciamiento con el líder del partido: “Pablo y yo tenemos que conciliar nuestra relación política con la personal”. Admitió que no está “de acuerdo en todo” con su compañero de partido pero criticó a los que ven sus diferencias como “fisuras para sacar un Gobierno con un cheque en blanco”. Y añadió: “hay que acostumbrarse a que en los nuevos partidos no pensamos siempre igual, pero nos seguimos teniendo lealtad política”.

Es curioso que Errejón hable de lealtades. ¿Saben dónde estaba la noche anterior, la del viernes? Se dejó ver en la sala Penélope de Madrid junto a Rita Maestre, la portavoz del Ayuntamiento de Madrid.

Acudieron a la despedida del grupo de música valenciano ‘La Gossa Sorda’, que lidera Josep Nadal, diputado por Compromís. Sí, el partido que este martes presentó una propuesta de última hora que dejó descolocado al Podemos de Pablo Iglesias.

Errejón respira perfectamente y se mueve en la sombra.

Más en twitter: @javierfumero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

Javier Fumero

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·