Viernes 20/07/2018. Actualizado 13:18h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Keep Calm a los enterradores: un año es mucho tiempo

Varios analistas, algunos medios de comunicación y un buen puñado de rivales políticos se han apresurado a dar por muerto al Partido Popular tras la implosión del caso Cifuentes. Creo que se precipitan.

Evidentemente, si hoy hubiera elecciones, el PP debería estar preparando la mudanza. En caso de autonómicas y municipales se produciría el dramático desalojo de cientos de cargos públicos ‘populares’ que apenas podrían contener la indignada reacción de los ciudadanos.

Si la cita con las urnas fuera ahora para votar un presidente del gobierno, el traslado deberían acometerlo los ministros: muy probablemente Ciudadanos llegaría a La Moncloa y se haría con todas las carteras.

Sin embargo, esta no es la realidad. No hay elecciones a la vista, ni visos de un adelanto electoral. Es decir, que estamos hablando de encuestas y prospecciones condicionales: “si hoy tuviera lugar… ¿usted a quién votaría?”. Esto tiene una utilidad relativa. Aporta conocer un estado de opinión concreto. Pero sin un horizonte electoral real a la vuelta de la esquina, también es atrevido: alguien se puede llevar a engaño.

Alguno me ha escuchado ya esta idea: un año es muchísimo tiempo, sobre todo en los tiempos que corren. En política, en economía, en la vida social, en el mundo profesional… el tiempo pasa cada vez más deprisa, es cierto, pero quizás por eso también nuestra percepción de las cosas es distinta.

El frenesí que provoca el acceso a la información en este mundo interconectado provoca un distanciamiento enorme de sucesos relativamente lejanos. Es más fácil olvidar, dar por amortizados con antelación, algunos temas que quedan rápidamente sepultados por otros eventos de gran impacto.

La conmoción ante los acontecimientos es cada vez mayor (todo nos llega con mayor dramatismo) pero menos duradera. Les pongo un ejemplo real: el traumático referéndum del 1-O parece que tuvo lugar hace varios años… ¡y no han pasado ni siete meses desde que tuvo lugar!

Todo se vive más intensamente pero deja menos huella. No hay modo de retener nada, golpeados como estamos regularmente por nuevos hechos sorprendentes.

Por esto digo que es preciso tener paciencia y no apresurarse a dar por muerto a ningún actor político o partido. Queda mucha tela que cortar hasta 2019.

Más en twitter: @javierfumero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

Javier Fumero

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·