Lunes 22/01/2018. Actualizado 14:27h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Luis de Guindos, presidente

Los ministros de Economía y Finanzas (ECOFIN) del Partido Popular Europeo (PPE), acaban de nombrar a Luis de Guindos co-presidente de los Ministros de Economía del PPE. El ministro español compartirá la presidencia con el responsable de Finanzas de Suecia, Anders Borg.

Y así, pasito a pasito, Luis de Guindos se acerca a su objetivo soñado: poner rumbo a Bruselas.

Hay que volver la vista atrás para entender mejor lo que está pasando.

De Guindos se encuentra ahora en un buen momento. Pero no siempre fue así. Allá, por el mes de marzo pasado, había dos circunstancias que se le hacían insoportables al ministro: los innumerables viajes que le alejaban de la familia y los continuos roces con su alter ego Cristóbal Montoro.

Las aguas han vuelto a su cauce en estos dos frentes. Los viajes se han espaciado, los ministros han podido tomarse algunos periodos de descanso. Y, sobre todo, los roces con Montoro se han convertido en esporádicos pulsos, ahora mucho más asumibles.

Sin embargo, De Guindos siempre soñó con Bruselas. Se ha hablado de un puesto como comisario europeo en sustitución de Joaquín Almunia. Pero no se descartan objetivos más ambiciosos, como la propia presidencia del Eurogrupo. Y Arias Cañete en una comisaría, como él siempre ha anhelado.

Las respuestas no van a tardar en llegar. En mayo se celebran elecciones al Parlamento Europeo, que a su vez nombrará a los sustitutos de José Manuel Barroso al frente de la Comisión Europea y de Herman Van Rompuy como presidente del Consejo Europeo.

Será entonces cuando se puedan acometer otros cambios, como la salida del actual líder de los ministros de Economía, el holandés, Jeroen Dijsselbloem que sustituyó a Jean-Claude Juncker al frente del cónclave que congrega, al menos una vez al mes, a todos los responsables de Finanzas de los países de la zona euro, al presidente del Banco Central Europeo y al Comisario de Asuntos Económicos y Financieros de la UE.

Rajoy, ahora sí, apoyaría la jugada. Lleva ya varios encuentros comunitarios dejando claro el malestar de España por haber quedado fuera de todas las altas instituciones europeas, tras perder el sillón en el BCE. Nos tocaría ser resarcidos de forma importante, máxime cuando se han hecho los deberes y aplicado las duras recetas propuestas desde Bruselas.

Por lo pronto, De Guindos ha pillado un asiento en primera fila, como co-presidente del PPE. Tiene unos meses para trabajar el terreno y eliminar esa dichosa “co”.

Más en twitter: @javierfumero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

Javier Fumero

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·