Domingo 19/11/2017. Actualizado 11:46h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Manuel Chaves me ha enviado su libro

Se trata de un tocho de 240 páginas, a todo color, con el título: “Economía Sostenible. Impacto territorial del fondo estatal para el empleo y la sostenibilidad local”. Lo ha editado la vicepresidencia del Gobierno de Política Territorial.

Es sobrecogedor. Se trata de un extenso elenco, provincia por provincia, de las obras y trabajos en los que España ha invertido 5.000 millones de euros. Son 30.500 proyectos en 8.000 municipios y mancomunidades.

El texto afirma en su introducción que este plan ha permitido cerrar más de 289.000 contratos laborales, que han dado empleo a 89.000 desempleados. El resto, ya tenían trabajo. Pero gracias a este proyecto –señala el texto- lo hubieran perdido.

Yo no sé cuánto hay de cierto en esta explicación. Pero al ojear a dónde ha ido a parar nuestro dinero, me pregunto si en una crisis como la que estamos no hubiera sido más prudente no cargar más el déficit público.

Algunos ejemplos:

-- Regeneración paisajística del entorno del Camino de la Coma, en Tarragona: 2.167.000 euros.

-- Vestuarios de una ciudad deportiva en Vícar (Almería): 200.000 euros.

-- Parque botánico en Corralejo (Las Palmas): 1.000.000 euros.

-- Campo de fútbol artificial en Almuñécar (Cadiz): 458.000 euros.

-- Soterramiento de contenedores de basuras en Albacete: 1.403.600 euros.

-- Instalación de placas fotovoltaicas en edificios municipales de Rivas-Vaciamadrid: 1.142.000 euros.

-- Bulevar en Parque tecnológico de Dos Hermanas (Sevilla): 5.500.000 euros.

-- Aparcamientos para automóviles y vehículos no contaminantes en Guadalajara: 3.639.200 euros.

-- Construcción de un cibercentro municipal en Valladolid: 2.200.000 euros.

El texto admite que es un resumen, que hay actuaciones no recogidas. ¿Quizás algunas un poco vergonzantes?

Aquí hay obras que están bien planteadas: reforma de colegios, acondicionamiento de residencias de ancianos, mejoras de redes de agua y luz, rehabilitación de algunos parques y jardines… Pero sigo pensando que nos iría mejor actuar con una economía de guerra.

Empezando por el librito dichoso. Nos lo podíamos haber ahorrado.

 

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

Javier Fumero

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·