Lunes 25/06/2018. Actualizado 14:35h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Y Màxim le explotó a Pedro Sánchez en su glamurosa cara

La corrupción no ha esperado ni los 100 días de cortesía que se le suele pedir a la oposición para lanzar una dentellada al telegénico gobierno de Pedro Sánchez. Un duro revés y un horror: sólo una semana, una, le ha durado el glamour a este elenco de profesionales que tantos elogios había cosechado.

Decididamente feminista, pro europeo, profesional, transversal, técnico, moderno, renovador y fresco. Ya querrían para sí todos los presidentes el prácticamente unánime cúmulo de alabanzas que despertó el Ejecutivo que tomó posesión la semana pasada.

Por si todo esto fuera poco, esta semana irrumpió en escena una crisis humanitaria por un buque repleto de inmigrantes rescatados del mar al que el xenófobo gobierno italiano le cerraba las puertas. Pedro Sánchez no perdió el tiempo y, asesorado por avispados dirigentes socialistas, se cobró la pieza: el puerto de Valencia (donde gobierna el PSOE) abrirá las puertas a los que sufren. Movimiento que ha incluido un zasca político a la mismísima Ada Colau, todo sea dicho.

Algunos han comparado esta operación del ‘Aquarius’ con la retirada de las tropas de Irak que ordenó Zapatero nada más llegar a La Moncloa en 2004. Una decisión bastante polémica que, a pesar de la crisis diplomática que provocó con los Estados Unidos, le permitió lanzar al mundo un mensaje político de gran potencia.

Pues todo esto acaba de saltar por los aires nada más conocerse, gracias a una exclusiva de elconfidencial.com (viva el periodismo), que el neo ministro Màxim Huerta utilizó una empresa para defraudar 256.778 euros a Hacienda entre 2006 y 2008. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid desestimó el año pasado dos recursos presentados por el ministro de Cultura y le obligó a pagar 365.939 euros al fisco.

Ojo: hay que recordar que Pedro Sánchez es presidente por una moción de censura sustentada en una condena judicial al PP por el caso Gürtel cuya sentencia acreditó la financiación ilegal del partido y ordenó por ello una multa de 245.000 euros.

Fue curioso comprobar durante todo el día de ayer el grado de frustración de tantos comentaristas políticos y opinadores de ámbitos del centro izquierda español por la dolorosa noticia: tras seis años de visceral ataque al PP por la intolerable corrupción de la derecha española… pum!

Primera conclusión: la telegenia no es el remedio a nuestros males sino la honradez y la profesionalidad.

Más en twitter: @javierfumero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

Javier Fumero

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·