Lunes 18/12/2017. Actualizado 11:26h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

En el PP sí caben los que juegan al Candy Crush

Hablo de Celia Villalobos por segunda vez en una semana. La ocasión lo merece. La vicepresidenta primera del Gobierno fue pillada este martes en el Congreso jugando al Candy Crush en su tableta, mientras Mariano Rajoy se esforzaba por lanzar un mensaje de optimismo y honestidad a los españoles.

En aquel momento fatal, que ha sido inmortalizado por la prensa, Villalobos ejercía como presidenta de la Cámara, en ausencia de Jesús Posada.

Su marido Pedro Arriola le ha sugerido una justificación ante el clamor de la opinión pública: estaba consultando los periódicos. Sin embargo, el vídeo que circula por las redes demuestra dos cosas: a) lo endeble de la coartada; y b) que ella misma es consciente (y por eso intenta esconder) la gravedad de su acto.

El famoso Candy Crush tiene enganchados a 54 millones de personas. Sin embargo, parece bastante fuera de lugar dedicar una de las sesiones parlamentarias más importantes del año a jugar con las golosinas y los caramelos.

En el Reino Unido pasó algo similar hace poco. El diario The Sun pilló in fraganti al parlamentario Nigel Mills, representante de Amber Valley, jugando a la popular aplicación durante una reunión de trabajo del comité sobre empleo y jubilación. Pero su reacción fue otra.

Inmediatamente, difundió este mensaje:

-- “Quiero pedir perdón incondicionalmente por mi comportamiento en la reunión del comité, y reconozco que no estuve a la altura de lo que se espera de un diputado. Prometo que no volverá a pasar. Es un privilegio fantástico representar a Amber Valley, y espero que los votantes sigan apoyando campañas mías como la de rebajar los impuestos para los que trabajan más duro”.

Celia Villalobos cobra 39.294,18 € de asignación constitucional básica y complementos por razón del cargo, distribuidos así: 16.932,4 € por ser miembro de la Mesa del Congreso; 14.151,62 € para gastos de representación; y 9.889,4 € para gastos de libre disposición. La asignación y el complemento de mesa suman 56.328,58 € brutos anuales. Pero los gastos de representación y libre disposición son otros 24.041,02 € brutos anuales. Las dos cantidades son 80.369,6 € brutos.

Como se presenta por la circunscripción de Málaga, Celia Villalobos percibe además 21.886,32 € de indemnización para gastos de desplazamiento y manutención, exentos de tributación. Cobra esta cantidad pese a declarar que tiene vivienda en Madrid. Es decir, en total ingresa 102.255,92 €, de los que 21.886,32 no tributan.

Así las cosas, llama mucho la atención –parafraseando a la propia diputada con unas palabras que ella utilizó el pasado sábado- que en el PP sí quepan los que juegan al Candy Crush en el Congreso.

Bonito mensaje a la ciudadanía.

Más en twitter: @javierfumero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

Javier Fumero

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·