Sábado 18/11/2017. Actualizado 14:03h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Pablo Iglesias fue esa fiera domesticada

El show de Pablo Iglesias en el Congreso deja varias cosas positivas. Esa es mi tesis de hoy. Lo voy a defender pese al discurso demagógico, pancartero y propagandista que desplegaron este martes la número dos Irene Montero y el propio líder de Podemos.

Pablo Iglesias fue capaz de algo físicamente imposible: metió el ‘Tramabús’ en el hemiciclo. Madre mía. Qué berborrea. Por allí desfiló todo el mundo: empresas, financieros, potentados, investigadores, jueces y policías, conspiraciones, citas históricas... El escritor Rubén Juste debería cobrar derechos de autor: este martes en el hemiciclo le destriparon todo el argumento de su libro “Ibex 35, una historia herética del poder en España”.

Don Pablo volvió a recorrer la misma senda abierta en los debates sobre el Estado de la Nación, la actuación mitinera, radical, de megáfono y pancarta. Se sirvió una vez más de la tribuna de oradores para ejecutar una representación plagada de clichés, populismo y demagogia.

Pese a todo, insisto: es muy bueno que Pablo Iglesias esté dentro del Congreso y no fuera. Tiene todo el derecho del mundo a explicarse. Han pasado de acosar a los diputados con algaradas detrás de las vallas en la carrera de San Jerónimo a tener que elaborar una arenga. Eso es bueno.

Porque supone, en definitiva, el fin del victimismo: los expulsados de un sistema perverso llamado casta ya están dentro. No hay justificación para más pintadas en las sedes de los partidos, la quema de contenedores y los escraches. Ya pueden hacerse oír en sede parlamentaria. ¿Qué más quieren?

Lo que quieren ahora es obvio: ocupar la Moncloa, con “c”. Les gustaría ganar unas elecciones y tomar las riendas de este país. Pero eso, amigos míos, es harina de otro costal. Ahora deben convencer a la mayoría de los españoles de que Unidos Podemos está capacitado para dirigir los destinos de este país.

Con discursos como el de ayer, Pablo Iglesias podrá lograr el aplauso de los suyos pero no conseguirá muchas adhesiones de ese caladero de votos del centro político español que suele decantar el nombre del inquilino de La Moncloa. Ahí te quiero ver.

Más en twitter: @javierfumero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

Javier Fumero

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·