Miércoles 13/12/2017. Actualizado 13:33h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Pedro Sánchez le hace la cobra al PSOE

El ex secretario general del PSOE es un cadáver político. Él no lo quiere admitir y sigue en sus trece. Mira hacia otro lado. No se da por aludido. Pero ya lo verán: vamos a asistir en los próximos meses al proceso de defunción pública por entregas de Pedro Sánchez.

Quizás es que no le queda otra, ahora que se ha quedado sin sueldo en el Congreso de los Diputados. Recordemos que Sánchez se licenció en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad Complutense de Madrid. Hizo un Máster en Bruselas sobre Política Económica de la UE y otro en Integración Económica y Monetaria Europea en el Instituto Universitario Ortega y Gasset. Desde 2012 es doctor en Económicas y Empresariales por la Universidad Camilo José Cela.

Cómo él mismo explicó en su día: “he sido autónomo, he sufrido el paro y actualmente soy profesor de Estructura Económica e Historia del Pensamiento Económico en la Universidad Camilo José Cela”.

Ahora emprende un periplo en coche por España para estrecharle la mano a los militantes del PSOE. A todos y a cada uno/a. Pero será, como digo, la viva imagen de un espectro. No tiene ningún futuro, por más que busque la complicidad de las bases.

Dos han sido las causas de su caída en desgracia y deceso político.  A saber:

Uno. Haberse alienado con los independentistas. Como adelantó en exclusiva este confidencial, Pedro Sánchez cerró a escondidas este verano un pacto con Pablo Iglesias, Francesc Homs y Oriol Junqueras. Iba a conformar, junto al PNV, una mayoría de 178 escaños para ser presidente del Gobierno.

Lo hizo con nocturnidad y alevosía. A espaldas del partido. Ahora se ha conocido el precio que estuvo dispuesto a pagar: admitir el término nación para Cataluña, incluyendo una reforma constitucional que lo amparase. “España –le dijo a Jordi Évole el domingo- es una nación de naciones. Cataluña es una nación dentro de otra nación que es España, como lo es también el País Vasco, y esto es algo de lo que tenemos que hablar y reconocer”. Y añadió:

-- “Hubo conversaciones con los independentistas catalanes (...) pero no hablamos nunca de celebrar un referéndum de autodeterminación en Cataluña”.

Eso a don Pedro no se lo perdonan en Ferraz. Porque es atravesar una línea roja que encrespa al PSOE de toda la vida.

Dos. Haber tonteado con los populistas de Podemos. El segundo pecado de Pedro Sánchez, que le ha condenado a vagar como alma en pena por esos mundos de Dios, es haber flirteado con Podemos.

Fíjense lo lejos que ha llegado en sus arrumacos el ex secretario general que ha cambiado completamente de discurso. De fustigar a Pablo Iglesias ha pasado… a calificar de error haber llamado “populista” a Podemos:

-- “No sabía lo que significaba entonces, lo que había detrás de Pablo Iglesias”, el “impulso renovador” que existe en la formación morada y del que carece el PSOE.

O sea, Pedro Sánchez le hace la cobra al PSOE... Da miedito, la verdad.

Más en twitter: @javierfumero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

Javier Fumero

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·