Domingo 21/01/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Positividad

El primer anuncio televisivo en España del año 2013 ha sido contratado por Coca-Cola. El lema de su campaña publicitaria es “Positividad”. Aunque el spot ha nacido con polémica, comparto el planteamiento.

Resulta que la agencia Bap&Conde centra todo su mensaje en solicitar a los ciudadanos que apoyen una petición para que la Real Academia Española de la Lengua (la RAE) incluya el término “positividad” en su diccionario, al igual que sucede con “negatividad”.

Sin embargo, un portavoz de la RAE anunció hace unas semanas que “positividad”, como “cualidad de positivo”, sí está aprobada desde el pasado 28 de noviembre. De hecho, añade, aparecerá en la nueva edición del diccionario prevista para 2014.

En cualquier caso, Coca-Cola ha decidido seguir para adelante pese al contratiempo argumentando que más a su favor, que esto refuerza su mensaje porque “negatividad” sí aparece en el diccionario desde 2001. Y esto es precisamente lo que ellos quieren subrayar: la injusticia de trato hacia el término óptimo, bueno, excelente.

Yo en esto, me apunto al lema de Coca-Cola. Qué quieren que les diga: ya he dejado claro en alguna otra ocasión mi impresión de que esta España Profunda es de perfil fatalista.

Somos de sangre caliente, de prontos y con una visión más bien pesimista de las cosas. Alguien me dijo en alguna ocasión que este rasgo nos viene de lejos, de nuestros antepasados.

Nos han influido los judíos a su paso por España, un pueblo que relaciona el fracaso en cualquier orden de la vida con el abandono por parte de Yaveh. Nos han marcado las tribus celtas que habitaron en la mitad norte peninsular (fatalismo por los cuatros costados). Y el ramalazo nos viene del efecto de un pensador hispano como Séneca, también proclive al desaliento y la desesperanza.

Los problemas pueden no ser eternos, los reveses no son irremediables, el fracaso no es el estado natural del hombre. No es cierto. De hecho, hoy en nuestras vidas hay un buen puñado de cosas positivas que no queremos ver, que no valoramos. Nos falta ecuanimidad.

Por eso, hoy quería desearles a todos una Feliz Navidad subrayando todo lo bueno que hay a nuestro alrededor.

Más en twitter: @javierfumero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
Etiquetas

Sobre el autor...

Javier Fumero

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·