Sábado 21/10/2017. Actualizado 01:01h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Y Rajoy ya tiene lo que tanto ansiaba

Siempre lo consideró una cuestión de justicia. Simple y llana justicia. Para Mariano Rajoy, volver a revalidar el cargo de presidente del Gobierno era algo debido. Se lo debía España, tras estos cuatro años de dura gestión para sacar del pozo a un país en ruina.

Me ha tocado lidiar –repetía a todo el que quería escucharle- con lo peor que puede imaginar un gobernante: la amenaza de intervención en el horizonte, un paro desbocado, las cuentas públicas bajo mínimos, una prima de riesgo desatada, la desconfianza generalizada de las finanzas mundiales y la obligación de acometer una reconversión industrial tras el pinchazo de la burbuja inmobiliaria.

La nave hacía aguas por todas partes y, entonces, me tocó a mi subirme al barco. Lo hice con orgullo y honor. No me importó el sacrificio. Quizás, llevar tanto tiempo esperando, haber acumulado tantos fracasos electorales previos, fue un impulso más que un obstáculo. Llegar a La Moncloa fue un sueño hecho realidad. Se trataba de hacer que mereciera la pena. Y se logró.

A juicio de Rajoy, su gobierno ha hecho los deberes. Con creces. En una situación límite, en las peores circunstancias que ningún gobernante de nuestro país ha encontrado, se logró el ‘milagro español’: dar la vuelta a las cosas de tal manera que España se convirtiera incluso en un modelo a seguir.

De ahí su convencimiento profundo de que los españoles le debíamos otra oportunidad. Le tocaba renovar. Creo que me he ganado con creces –insistía- poder llevar las riendas del boletín oficial del Estado ahora en una nación algo más saneada.  Teniendo en cuenta todo lo anterior, no habría sido justo –explicaba- pasar a la historia como el primer presidente español de la democracia que no lograba revalidar un primer mandato en La Moncloa.

Le ha costado 315 días, dos elecciones generales en seis meses, cuatro sesiones parlamentarias y dos investiduras fallidas, pero lo ha logrado. Ya tiene lo que tanto ansiaba.

Más en twitter: @javierfumero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

Javier Fumero

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·