Domingo 20/05/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Rajoy se parte de la risa

Es curioso comprobar el empeño de la izquierda española por pegarse un tiro en el pie cuando saborea las mieles del triunfo, cuando se vislumbra una rendija para desbancar al PP del poder. Este miércoles tuvimos dos ejemplos muy claros.

Por un lado, Podemos saltó por los aires. Pum. La paz tejida con mimo desde hace meses por la dirección del partido se resquebrajó por una filtración interesada: un presunto descuido dio a conocer una propuesta de pacto entre Iñigo Errejón y Carolina Bescansa para asaltar Madrid y descabezar a Pablo Iglesias.

Las cataplasmas se distribuyeron a toda velocidad para intentar frenar la hemorragia. Desmentidos, negaciones, yo no he sido, jamás aceptaríamos eso, no sé de lo que me habla… Pero la vía de agua ya se había abierto.

Declaraciones y respuestas para no abrir ese complicado melón a las puertas de una moción de censura. Se trata de evitar ahora que salgan los cuchillos, que nadie aproveche para ajustar cuentas porque el equilibrio es muy inestable. Y mientras tanto, contemplando el espectáculo, Rajoy se parte de la risa.

Casi a la vez se ha sabido –también por una filtración a la prensa a todas luces interesada- que el PSOE ha ofrecido a Manuela Carmena que encabece la lista de los socialistas al Ayuntamiento de Madrid. Pum.

La noticia está provocando internamente un mar de fondo considerable. También aquí. Entre otras cosas, porque ‘desnuda’ al partido socialista y sus gravísimos problemas para encontrar candidato en la capital. Nadie quiere salir a perder.

A la vez, hay militantes indignados con la ocurrencia: ¿pero es que no tenemos nosotros gente mejor preparada que esta señora? Menuda imagen estamos dando.

A su vez, hay quien interpreta este movimiento como un ataque a la facción ‘susanista’ del PSOE en Madrid que iba a ser ninguneada. Una vez más. Incluir a Carmena supondría una bajada de puestos de varios socialistas en la papeleta. Irritante, aseguran por allí.

Y mientras tanto, contemplando la escena, Rajoy se parte de la risa y se frota las manos. En plena crisis de Cristina Cifuentes.

Más en twitter: @javierfumero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

Javier Fumero

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·