Miércoles 13/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Rajoy está solo

Los expertos aseguran que en comunicación (como en economía), cuentan mucho los avales. Ante una crisis institucional, el aval de un portavoz que da la cara representa una garantía para la opinión pública, un motivo de credibilidad.

Hace unas semanas, cuando el Gobierno decidió reconducir la nefasta gestión informativa por la llegada del ébola a España, se puso en manos de Fernando Simón, director del centro de alertas y emergencias del Ministerio de Sanidad y miembro del comité especial creado por Moncloa. La elección fue un éxito y lograron tapar todas las vías de agua.

La recomendación es clara. Es aconsejable recurrir a una autoridad en la materia, a un observador imparcial. Porque una persona o una institución que aborden un problema propio no pueden imponer su prestigio: deben ganárselo con sus acciones socialmente responsables. En otras palabras: nadie se avala a sí mismo.

Rajoy ha salido ahora a pedir perdón por la corrupción en el Partido Popular. Bien. Mejor esto que su contrario. Pero se ha encontrado varios problemas.

Uno. Es reiterativo. Es la segunda vez que se ve obligado a pedir excusas a los españoles. En julio de 2013 hizo otro tanto cuando saltó el escándalo del ex tesorero Luis Bárcenas. Por lo tanto, su gesto ha perdido efectividad.

Dos. Como decimos, el presidente del Gobierno está marcado por ser quien es. El eco de sus palabras es limitado: “¿qué otra cosa puede decir?”, pensará la gente que le escuche. Su demanda ganaría consistencia si fueran personajes imparciales los que salieran en su ayuda. Así la opinión pública podría entender lo sucedido más como un incidente que como una verdadera crisis.

Esto nos sitúa ante otro problema: la soledad del presidente.

Rajoy decidió hace mucho tiempo rodearse sólo de un puñado de colaboradores –pocos-, llevar las riendas del país de la mano de este selecto grupo y cerrar cualquier puerta al resto. Ha sido una decisión meditada. Que tiene algunas contraindicaciones.

Ahora, cuando sería tan conveniente el apoyo de líderes y profesionales independientes, va a ser muy difícil encontrar a nadie alineado junto al jefe del Ejecutivo.

Más en twitter: @javierfumero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
Etiquetas
,

Sobre el autor...

Javier Fumero

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·