Lunes 28/05/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Lo de Reuters ya es de juzgado de guardia

Lo sé. Escribí sobre esta misma cuestión hace sólo unas semanas. Concretamente aquí anoté que muy probablemente había llegado el momento de que España se tomara más en serio los incomprensibles errores de una agencia de noticias tan prestigiosa como Reuters, empeñada desde hace casi un año en difundir noticias sobre España que han terminado siendo simples embustes.more-->

Recuerden: en febrero, Moncloa había inflado el déficit de 2011 para poder cumplir mejor durante este año (falso); en julio se dijo que España iba a ser intervenida (falso); también en julio advirtió que el Gobierno negociaba un rescate de 300.000 euros en total (falso); a mediados de septiembre aseguró que Rajoy estudiaba congelar pensiones y acelerar la subida de la edad de jubilación a los 67 años para cumplir las condiciones impuestas ante un nuevo ‘rescate’ (falso).

Repito. Ninguna de estas noticias demostraron ser ciertas: lo más grave que le puede pasar a un medio de comunicación. No hay nada peor que publicar noticias falsas, que la realidad te desmienta a las pocas semanas y que el error se repita en el tiempo, una y otra vez.

De hecho, en cualquier empresa informativa donde exista la más mínima rectitud y criterio alguien suele pagar con su puesto de trabajo unos fallos tan recurrentes. Es muy sencillo: está en juego la propia pervivencia de la empresa.

¿Quién querrá contratar los servicios de una agencia que no es fiable? ¿Quién comprará un periódico, sintonizará una cadena de televisión, escuchará una emisora de radio o visitará una página web que difunda falacias? Nadie. Los usuarios no tienen tiempo que perder. Por eso la credibilidad es lo más sagrado que posee un medio de comunicación. Ahí es donde realmente se la juega cada día.

Pues bien. La Agencia Reuters ha vuelto hacerlo. Otra vez. La semana pasada. Concretamente, el pasado lunes (1 de octubre) difundió una noticia que decía textualmente lo siguiente: “España pedirá el rescate este fin de semana”.

El teletipo citaba “dos fuentes del entorno de la Unión Europea y otra fuente alemana no identificada” para enfatizar que, efectivamente, el rescate de nuestro país ya tenía fecha. Y concretaba que la solicitud iría acompañada de una conversación telefónica entre los ministros de finanzas para ultimar los detalles de ese rescate.

Este anuncio se espera para el sábado por la tarde”, matizaba incluso una de las fuentes comunitarias. “El Gobierno español se ha dado cuenta de la seriedad del problema”, precisaba por su lado la fuente alemana.

¿Se ha cumplido el anuncio? ¿España ha sido rescatada? ¿Hemos sido rescatados este sábado? No. Para nada. Al contrario. Moncloa salió a desmentir la noticia inmediatamente. Rajoy lo negó ante los barones del PP el propio lunes. Bruselas también se vio obligada a salir a la palestra para decir que no. Agotador, vergonzoso… y extraño.

Quizás me falte algún dato esencial o desconozca alguna oculta circunstancia pero, visto lo visto, uno no puede menos que concluir que aquí hay gato encerrado. A mí no me salen las cuentas.

Un patinazo es comprensible; dos tropiezos, todavía. Pero esta pertinaz constancia en la difusión de noticias falsas, alarmistas, insidiosas y desestabilizadoras, me escama sobremanera.

Y encima nadie de Reuters sale a la palestra a pedir disculpas, a anunciar que ha roto con determinadas “fuentes del entorno de la Unión Europea” por intoxicadoras o a explicar simplemente qué es lo que ha pasado. Nada.

En lo profesional pienso que es una vergüenza. Pero además comienza a ser un asunto de juzgado de guardia. Un país debe defenderse, con todas las armas que tiene a su alcance (también la ley), de elementos sospechosos y desestabilizadores.

Vamos, digo yo.

Más en twitter: @javierfumero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
Etiquetas

Sobre el autor...

Javier Fumero

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·