Viernes 20/10/2017. Actualizado 20:33h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vaya con el paradigma de la lucha obrera y sindical

Se llama José Ángel Fernández Villa y durante muchos años fue el líder del sindicato minero asturiano SOMA UGT. Diputado y senador por el PSOE, hace dos años se supo que había aflorado 1,4 millones de euros de procedencia sospechosa en la amnistía fiscal de Montoro. Ahora, se le acusa de otro latrocinio: cobrar una invalidez inventada.

La revista Interviú ha publicado esta semana que Fernández Villa habría ingresado la pensión máxima de invalidez laboral de forma fraudulenta durante más de 20 años. Ahí es nada. El semanario aporta hasta tres partes de accidente de la empresa minera pública Hunosa que serían falsos.

Todavía recuerdo el amargo lamento de alguien que conoció bien a este señor: el actual director de El Mundo, Pedro García Cuartango. El periodista admitió tiempo atrás que llegó a idolatrar al sindicalista. Era el paradigma de la lucha obrera y la honradez sindical. Un hombre ejemplar, entregado a las causas de los más desfavorecidos y así todo.

He rescatado un párrafo de aquel comentario, que decía:

-- “Le conocí en su austero despacho del Soma en Langreo y simpaticé con él. Era un tipo duro, inteligente, con un discurso claro y coherente que defendía la tradición obrerista dentro del PSOE, en el que era una referencia moral. Se decía entonces que era la persona que más mandaba en Asturias y también en el partido liderado por Felipe González, en el que se le encuadraba en el ala guerrista.

Pues no. Resulta que aquel ‘robin hood’ era un fraude. Según se contó en su día, tiene bastante muertos en el armario, presuntas irregularidades que están siendo investigadas: se le acusa de usar cobradores que pasaban por las empresas recogiendo “las mordidas”. Vendía cupos de carbón a las mineras. Utilizaba su destacada posición sindical para “ayudar” a las empresas: más cupos, más beneficios; más paz social y menos huelgas, más beneficios. La contraprestación: dinero para el sindicato... y para su bolsillo particular.

Ahora, explota esta pensión de invalidez por una accidente en la mina que nunca habría existido (2.597 euros más dos pagas extras). Al parecer, las lesiones le fueron provocadas por el desplome de varias cajas de sidra durante la simbólica fiesta socialista de Rodiezmo (León), en 1993, que inventó el propio Villa.

Los partes fueron redactados por un empleado de Hunosa que, según órdenes de sus jefes, fue modificándolo hasta que terminaba diciendo que el afectado  “resbaló por una escalera y cayó, flexionando y rotando la columna, golpeándose contra la propia escalera”, todo ello en un pozo minero de Asturias.

Pero hay más. Fernández Villa usaba un Audi para desplazarse a los pozos y barricadas. Amenazaba a ‘liberados’ del sindicato para que se estuvieran callados. Y hasta delató a ‘compañeros’ ante la policía franquista...

Un horror.

Más en twitter: @javierfumero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

Javier Fumero

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·