Miércoles 22/11/2017. Actualizado 03:42h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Zapatero está convencido: será como Adolfo Suárez y el tiempo le hará justicia

Llevo tiempo interesándome por lo que Zapatero ha tenido en mente estos meses pasados, cuando ha decidido dar un paso atrás, ceder el testigo a Rubalcaba y marcharse a León. He ido recogiendo el testimonio de personas que hablan con él, que han hablado de estos temas de forma reservada, y estas son algunas de las conclusiones que he sacado.

  • Admite ya sin tapujos que se equivocó en el tardío reconocimiento de la crisis. No supo ver la que se le venía encima y ha dado pie a duras críticas de dos sectores: los que le fustigan por tomar medidas tibias o inútiles, y los que le acusan de traicionar los valores socialistas.
  • Explica su renuncia en clave de higiene democrática. Alguna vez lo ha dicho en privado: “Soy un demócrata”. Quiere decir el presidente que cree firmemente en la necesaria renovación de los líderes. Es lo mejor para un país. Pero también lo analiza en clave interna: “yo le debo mucho a mi partido y no lo he querido perjudicar”.
  • Cree que, a medida que pasen los años, el juicio de los españoles será cada vez más benévolo sobre su ejecutoria. Valorará, con perspectiva, su ambiciosa política de “ampliación de derechos sociales y civiles”, como él la llama: la puesta en marcha del cuarto pilar del Estado de bienestar y el matrimonio homosexual.
    -- Hay que recordar que Zapatero cita como uno de los momentos más felices de estos siete años y medio, el día de la aprobación de esa ley.
  • El presidente asegura también en privado que el tiempo permitirá apreciar su valentía y determinación en el empeño por acabar con la banda terrorista ETA. Y su esfuerzo por dignificar a las víctimas de la Guerra Civil que no habían sido resarcidas, explica.
  • Zapatero pone también en su haber, cuando habla de forma distendida de estos asuntos, el tono de su discurso. Nunca ha perdido el temple –sostiene- por fuertes que hayan sido los embates de la prensa de la “ultraderecha”.
  • Finalmente, el político leonés se acuerda mucho estos días de Adolfo Suárez. Asegura que le sucede algo parecido al líder centrista, que terminó su mandato con un muy bajo índice de popularidad pero el paso del tiempo ha ido agigantando su figura.

 

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
Etiquetas
,

Sobre el autor...

Javier Fumero

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·