Jueves 24/05/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

¿Y cuándo abordamos el caso de las ayudas a Podemos en Madrid?

El diario El Mundo lleva varias semanas publicando informaciones sobre un presunto caso de clientelismo sostenido en el tiempo y protagonizado por ‘Ahora Madrid’, la marca de Podemos en la capital.

Según estas noticias, el Ayuntamiento de Manuela Carmena lleva varios años destinando discretamente dinero de todos los madrileños a subvencionar plataformas, foros y cooperativas impulsadas por personas afines a la formación morada.

Detrás de todo se encuentra una organización llamada Tangente y un sociólogo de nombre Fernando Sabín. El caso está descrito aquí con detalle. En resumidas cuentas, hablamos de un grupo cooperativo que ha recibido subvenciones, contratos menores y adjudicaciones por concurso del Ayuntamiento de Madrid y de otros consistorios regionales.

Todo se sustenta en el impulso a la denominada “economía social y solidaria”, una de las puntas de lanza del edil de Economia y Hacienda, Carlos Sánchez Mato. Como ya dejó claro ‘Ahora Madrid’ en su programa electoral de 2015, su objetivo es fomentar este tipo de producción, “una apuesta municipal –son palabras de Mato- para transformar la economía de la ciudad”.

Un ejemplo concreto es el proyecto ‘Mares’. El Ayuntamiento ha diseñado este plan para aplicar la economía social en cuatro barrios de Madrid y crear mil empleos. La dotación económica es de 4,8 millones de euros de subvención de la Unión Europea y 1,2 de fondos municipales. No son cuatro duros.

El grupo de cooperativas Tangente ha sido una de las ocho entidades seleccionadas para desarrollar este proyecto cuando, según datos oficiales, en Madrid hay 7.354 organizaciones, empresas e iniciativas de economía social: 6.000 fundaciones y asociaciones, 631 sociedades laborales y 522 cooperativas.

El tema da para mucho. Cuando uno profundiza descubre extrañas conexiones singulares, nombre propios muy significados, y un continuo flujo de dinero municipal –en partidas de no muy elevada cuantía, pero que acaban sumando un capital- hacia entidades donde siempre acaban apareciendo franquicias de Podemos.

Todo esto lo uno a unas palabras pronunciadas por Iñigo Errejón en un acto interno, donde explicaba de forma bastante cruda la importancia de que los gobiernos municipales de Podemos vayan creando una red de instituciones populares donde acoger a los cuadros militantes que ahora se encargan de gobernar cuando pierdan las elecciones.

El plan contempla potenciar en cada distrito, en cada municipio, asociaciones de vecinos, agrupaciones de montaña y clubes juveniles, casetas populares, asociaciones deportivas…, una estructura económica autónoma, en definitiva, para poder afrontar la tarea de oposición futura en condiciones, es decir, con dinero.

¿Qué les parece? A mi me parece un asunto digno, al menos, de un Trabajo Fin de Master. Pero de los de verdad

Más en twitter: @javierfumero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

Javier Fumero

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·