Domingo 19/11/2017. Actualizado 11:46h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Las collejas de Rajoy

Hay pequeños detalles sin importancia que dicen mucho. La anécdota a la que me voy a referir no tiene mayor relevancia, efectivamente. Es incluso graciosa y entrañable. Sucedió este miércoles en la sede de la Cadena COPE.

Mariano Rajoy debutó como comentarista de la Champions. Se presentó en los estudios con su hijo Juan, de diez años, que participó en la retransmisión de ‘Tiempo de Juego’. Ambos protagonizaron la humorada del día.

En un momento de la noche, Paco González dio la oportunidad al joven de participar en el programa. Y le preguntó:

-- “¿Qué te parecen los comentarios del FIFA?”, en alusión a la narración de los partidos que realiza Manolo Lama en el famoso videojuego de fútbol.

La respuesta del chico provocó carcajadas unánimes:

-- “Me parecen bastante mejorables... por no decir que son una basura”.

Entonces, algo abochornado, el presidente no tuvo reparos en reprender a su hijo dándole dos tímidas collejas.

En ese momento, irrumpió Lama en directo, que se encontraba escuchando a sus compañeros mientras narraba el partido del Real Madrid desde Ucrania:

-- “Pues te digo una cosa, no voy a votar a tu padre”.

-- “Con toda la razón”, sentenció el presidente.

Mariano Rajoy llegó a La Moncloa en 2011 sin tirones ni demarrajes, casi sin levantarse de la bici. A Rajoy le van más las batallas de desgaste y no tanto las arrancadas fulgurantes. Zapatero se coció en su propia salsa mientras Rajoy evitaba el choque de trenes en múltiples frentes.

Su plan consistió fundamentalmente en no pisar callos, evitar riesgos, exabruptos, escandaleras, ajusticiamientos públicos. A él no le van -como a su hijo- los posicionamientos directos y contundentes. Aunque algunos le colgaron entonces el sobrenombre de ‘maricomplejines’ –precisamente por esa forma suya de afrontar los problemas sin aspavientos- le fue bien tras tantos años de dura oposición.

Su estrategia no es ir de frente, es dejar pudrir los problemas. Resolverlos con el paso del tiempo, sin dejar cadáveres por el camino –como mucho, una colleja o dos-, evitando cualquier exposición. Y no le ha ido nada mal, todo hay que decirlo.

A lo largo de estos años ha dejado de lado así, por lenta asfixia, multitud de estorbos: Luis Bárcenas, Francisco Camps, Ric Costa, Paco Álvarez Cascos, Alberto Ruiz Gallardón, Esperanza Aguirre, Mayor Oreja, Ana Botella, Ignacio González… La lista es considerable.

Más en twitter: @javierfumero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

Javier Fumero

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·