Lunes 23/10/2017. Actualizado 14:03h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La gente no puede más: está saturada

Es la impresión que yo tengo. Los ciudadanos de a pie están saturados de Cataluña. No pueden más. Es tal el bombardeo de noticias, a cuál más inquietante, que cualquier persona sensata ha superado hace tiempo el índice de tolerancia.

Cada vez me cruzo con más personas que afirman sentirse así y optan por abstraerse, por permanecer al margen. No quieren leer más del tema, ni ver noticias del telediario, ni tocar siquiera el tema en las tertulias del bar. Han dicho basta.

Creo que esto se está traduciendo en una desafección también en Cataluña. Eso explicaría el bajón tan significativo de asistentes a la Diada del pasado lunes en Barcelona.

Tomando los datos que facilita la propia Asamblea Nacional Catalana (ANC), los organizadores, y comparando las cifras de la Delegación del Gobierno no hay vuelta de hoja: ha habido un retroceso importante este año.

-- El primer 11-S vinculado al proceso independentista congregó hace cinco años a 1.500.000 personas, según la Generalitat, la Guardia Urbana y la ANC. La delegación del gobierno dijo: 600.000.

-- En 2013 se formó una cadena humana que atravesó Cataluña y asistieron 1.600.000 personas. Delegación del Gobierno: 400.000.

-- En 2014 la ANC diseñó una “V” de victoria en la Diagonal y la Gran Vía: se dieron cita 1.800.000 personas. La Delegación del Gobierno habló de 540.000.

-- En 2015 la marcha se llevó a la Meridiana de Barcelona. La ANC aseguró que allí estuvieron 2.000.000 personas. Pero la propia Generalitat rebajó a 1.400.000 personas y la delegación del Gobierno: 520.000.

-- En 2016 tuvo lugar la primera Diada con Carles Puigdemont en la presidencia de la Generalitat. También fue la primera descentralizada. La ANC aseguró que en las distintas marchas organizadas se reunieron 1.027.000 personas.

-- Este lunes, según la Guardia Urbana, la asistencia a la manifestación fue de 1.000.000 de personas, dato que aceptó sin dudar el presidente de la ANC, Jordi Sànchez. La Delegación del Gobierno rebajó la cifra hasta los 350.000 participantes.

Como se ve, cae la asistencia hasta en los cálculos más optimistas. Eso es innegable, se tomen los datos como se tomen. ¿Por qué? Mi opinión es la expresada más arriba: crece el cansancio, el hartazgo, la saturación.

Más en twitter: @javierfumero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

Javier Fumero

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·