Miércoles 22/11/2017. Actualizado 03:42h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El grito de Burundi

Me llega un correo de un buen amigo. Un mensaje tremendo. Menciona un grave suceso y el drama de aquellos que no tienen a nadie que les escriba, que permanecen ignorados en el ángulo muerto de este mundo.

Reproduzco a continuación su dramático escrito, sin apenas adendas, con la esperanza de que este grito se escuche hoy alto y claro:

El domingo pasado, a las 6 de la mañana, se produjo un incendio en el mercado central de la ciudad de Bujumbura, capital de Burundi.

Burundi es uno de los países que lidera la tabla de países más pobres del planeta. Al parecer, el mercado central de Bujumbura movía 6 millones de dólares al día (no sé si es mucho o poco, pero refleja que este mercado centraba prácticamente toda la actividad económica del país) y era el único sustento de muchísimas familias de la ciudad.

En el incendio se ha perdido todo salvo aquello que pudieron recuperar los pocos afortunados que consiguieron escapar. Se dice que han muerto muchas personas, en un número que aún no se ha podido establecer.

Entre ellas hay gente que se tiraba al fuego para intentar salvar algunos bienes, lo que pudieran. Y se habla también de gente que se habría quitado la vida tirándose a las llamas, ante la visión de futuro que se presentaba ante ellos, sintiéndose sin esperanza: lo habían perdido todo.

Probablemente el número de muertos sea elevado debido a la ineficacia en la realización de censos, y a las personas "sin nombre" que deambulan por las calles.

Solo contaban con un camión de bomberos, la dotación del aeropuerto, y un helicóptero de Ruanda que recogía agua del lago Tanganika y la vertía sobre las llamas.

Hasta aquí puede parecer una desgracia más, de las que suceden cientos de veces al año en el mundo. Pero hay otra cuestión más grave.

La inflación es, en estos momentos, insostenible en Burundi. En esta tragedia se ha perdido todo el stock de productos de primera necesidad, y el precio de esos bienes se ha disparado.

Ya desde antes del incendio, el poder adquisitivo del burundés medio era muy bajo. Mucha gente, la gran mayoría de la población, vivía "al día". Pues bien, ahora sus habitantes no tienen dinero ni para pagar la comida.

La situación es terrible. Sin embargo, apenas ha trascendido nada del drama que se está viviendo en el corazón de África. No se ha publicado nada. Los pocos datos que se conocen es a través de algún blog de personas que trabajan en la ONG Asociación Solidaria Universitaria, que están allí ahora mismo, y por Iwacu Voix du Burundi, una especie de periódico online burundés, que está en francés. ¿Nos puedes ayudar?

Más en twitter: @javierfumero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
Etiquetas

Sobre el autor...

Javier Fumero

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·