Miércoles 23/05/2018. Actualizado 11:27h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Ya no leo las noticias de política

A mi esto no me pasa. Considero que España atraviesa un momento político tan crucial y decisivo como interesante. Estamos ante una gran oportunidad que no debemos desaprovechar. Pero sí entiendo a ese amigo que el otro día me decía con franqueza:

-- ¿Sabes cuánto tiempo he dedicado desde el lunes a seguir las noticias sobre las elecciones? ¡Treinta segundos! Estoy hasta el gorro, harto, saturado. No puedo más…

Lo comprendo.

Me dijo que su impresión, que se extiende como un manto oscuro y tenebroso por la sociedad al estilo de los Dementores de J.K. Rowling, es que todo es un paripé, un montaje, todo es mentira. No hay verdadero interés por el bien común.

Se trata de una simple y llana lucha por el poder, por el sillón. Por eso ni se inmutan cuando caen en bochornosas contradicciones. Y me puso un ejemplo:

-- Esperanza Aguirre es capaz de salir a hacer el ridículo –me dijo- porque ahora lucha por el poder del PP de Madrid: la única silla que le queda. Por este fin no le importa desdecir a su partido. “¿No decía el PP que debía gobernar siempre la lista más votada? ¿Y qué hace ella proponiéndole a Carmona liderar en Madrid un frente contra Podemos?”.

Es cierto. Estamos ante un escenario apasionante, ante la oportunidad de afrontar una segunda transición que sirva para profundizar en el modo de gestionar la cosa pública en nuestro país. Pero hay situaciones bochornosas. Yo añado dos más:

1. El PSOE se contradice cuando Susana Díaz exige toda la legitimidad del mundo para ser investida presidenta en Andalucía, argumentando haber sido la lista más votada con margen suficiente (aunque sin mayoría absoluta), pero justifica un golpe de estado en Castilla La Mancha para impedir que Cospedal gobierne.

Esto no es muy coherente y lanza el mensaje a la ciudadanía de que la congruencia aquí no es lo importante sino mantener el trono en el juego político.

2. Podemos lleva meses cargando contra el PP y el PSOE como los máximos exponentes de la casta política. Son lo peor, de lo peor… salvo que me interese pactar para lograr una Comunidad Autónoma y echar a uno de ellos. Entonces… se busca una excusa para justificar una alianza ‘contra natura’ con el Partido Socialista. ¿En qué quedamos?

Más en twitter: @javierfumero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

Javier Fumero

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·