Sábado 17/02/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Algo se mueve en Cataluña con Tabarnia

He asistido sorprendido y perplejo a la puesta de largo de Tabarnia, esta especie de movimiento social a modo de conjuro anti-independentista. No acabo de creer que algo así sea posible en esta Cataluña caracterizada hasta ahora por el extremismo o el silencio.

Parece que esta etapa ha sido superada por algunos. Ahora, gracias también al impulso de los tabarneses, surge una corriente decidida a “llenar las calles de Barcelona”, según admiten públicamente.

Hay varios puntos de este proceso que me han llamado la atención:

1. Descaro y desvergüenza sin cuento. Tabarnia es, sobre todo, una gran burla y eso es algo sintomático. Parece como si en Cataluña algunos hubieran perdido el miedo. Interesante. Porque la risa es un estado de ánimo que exige haber tomado distancia de lo dramático. Es un estadio superior tras el duelo que no todos logran alcanzar. Es muy importante haber dado este paso.

2. Son profesionales, nada de iniciados. El despliegue general es de gran altura. Cartelería escogida, diseño moderno, uso eficaz de las nuevas tecnologías, incorporación de vídeos con gran capacidad de viralización, manejo sobresaliente de técnicas de agitación y propaganda… Son notas que han caracterizado a los independentistas durante años. También en el País Vasco, por cierto. Por eso resulta interesante verlas recogidas por su ‘alter-ego’.

3. Aportan al procés bastante de su propia medicina: demagogia, mala leche, cinismo. Parte del éxito de Tabarnia es la mala uva que destila el mensaje general. Pero es un ataque muy bien medido, sin estridencias. De ahí, seguramente, el éxito que ha logrado esta campaña.

4. Es un movimiento de hartazgo. Tabarnia parece un desbordamiento, un “hasta aquí hemos llegado”. Es como si el sufrimiento callado de tantos catalanes haya fecundado este árbol que rompe con la tradicional discreción de quienes viven en Cataluña y se sienten españoles. Es la salida del gueto, el enfrentamiento cara a cara con el apartheid que ha costado el puesto de trabajo a profesores, médicos, funcionarios… y la paz familiar en muchos hogares.

Por todo esto, me parece especialmente interesante lo que está pasando en Cataluña con Tabarnia.

Más en twitter: @javierfumero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

Javier Fumero

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·