Sábado 20/01/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La peor noticia para Rajoy… y para el PSOE

Esta pieza no va del Real Madrid. El presidente del Gobierno estará encantado con el triunfo del equipo merengue en la Liga, seguro. Quiero referirme hoy más bien a la victoria de Pedro Sánchez en las primarias del PSOE.

Ya está. Se acabó el ‘proces’ con un triunfo del candidato rebelde, el maltratado, el enemigo del IBEX, el puro y genuino, el defensor de las esencias socialistas. Estas son algunas reflexiones personales sobre lo sucedido:

-- La victoria de Pedro Sánchez es la peor noticia para Rajoy… pero también para el PSOE. Es el triunfo del odio a la abstención que permitió gobernar al PP. Pero también el alineamiento de los socialistas españoles con la izquierda más radical, justo aquella que ha cosechado los peores resultados en Reino Unido y Francia. Los militantes del PSOE insisten en abandonar el centro obviando algo importante: las sociedades europeas cada vez apuestan más por formaciones de centro izquierda.

-- Primer desafío para Pedro Sánchez: entender que esto no es un final sino un punto de partida. El líder del PSOE debe asumir ahora que para él todo acaba de empezar. El PSOE sigue teniendo pendiente afrontar su reto más importante: definir definitivamente hacia dónde va el Partido Socialista, qué oferta ideológica presenta. Su programa económico es muy ‘podemita’: subir el salario mínimo a 1.000 euros, derogar la reforma laboral, reducir al jornada a 35 horas semanales, penalizar fiscalmente el capital y subir los impuestos a las empresas y a los que más ganan. ¿Le llevará a La Moncloa?

-- Susana Díaz parece muerta políticamente. Ella nunca quiso dar la cara. Prefería presentarse por aclamación, sin rival. Para evitar precisamente este escenario: la derrota antes siquiera de haber empezado. Tremendo. Un dato relevante: Susana obtuvo más avales que votos. Logró 63.610 apoyos pero el domingo sumó menos de 60.000 votos. Es decir, hubo gente que quizás presionados aseguraron que la apoyarían pero finalmente la traicionaron. Hay quien dice incluso que esto supone una derrota de la líder andaluza en las próximas elecciones autonómicas, tal es el calvario que le espera.

-- Quedan en muy mal lugar los barones. Prácticamente todos los líderes autonómicos apoyaban a Susana Díaz. Es decir, los representantes socialistas que encabezan el partido en sus regiones no están en absoluto en sintonía con el nuevo líder del PSOE. Veremos cómo se cocina eso.

-- El PSOE ha mostrado algunas cosas feas en este proceso: fractura, odios, enfrentamiento, bilis, mala leche, guerra sucia… Pero también ha logrado cosas positivas: movilización de sus bases como nunca se había visto, reflexión a fondo sobre sus planteamientos, debate enriquecedor, sentido democrático… Todo eso se lo lleva Pedro en el zurrón. A él le toca que nada se pierda.

-- El PSOE sigue teniendo un problema: le faltan líderes internos. Las primarias han supuesto la confirmación de un hecho grave: Zapatero arrasó el vivero de socialistas con futuro. Eligió a gente muy joven aunque insuficientemente preparados, inmaduros y verdes para gobernar. Todos ellos terminaron achicharrados. Ahora, cuando se les necesita para ocupar puestos clave en el partido, no hay de dónde tirar. Y se nota.

Más en twitter: @javierfumero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

Javier Fumero

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·