Lunes 11/12/2017. Actualizado 18:51h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La pillada de los empresarios a Pedro Sánchez

El candidato del PSOE a las próximas elecciones generales no ha dicho la verdad. En sólo cuatro días ha declarado dos cosas radicalmente opuestas sobre un tema de gran trascendencia: la gobernabilidad de España. Y lo peor es que los empresarios más importantes del país son los que han sufrido su mentira.

La semana pasada, Pedro Sánchez estuvo en Sitges. Ese día, como contamos en estas páginas,  realizó unas declaraciones en público y otras en privado, en un foro más reducido. En público dijo: “Les puedo asegurar que habrá un Gobierno después del 26 de junio. Voy a tender la mano a todos y no voy a vetar a ninguna fuerza política”.

Poco después, pero ese mismo viernes, Pedro Sánchez tuvo un encuentro reservado al que asistieron sólo algunos empresarios. Quienes asistieron a esa cita restringida confirman que una de las preguntas que le hicieron al líder socialista fue muy clara: “¿Qué hará esta vez si usted no logra ganar las elecciones?”.

La respuesta del socialista fue: “Permitiré que gobierne el partido más votado”, que es la fórmula que suele utilizar ahora para evitar nombrar a Rajoy. Estas palabras fueron interpretadas por todos como una disposición a abstenerse en una votación de investidura para facilitar un Gobierno del PP.

Sin embargo, han bastado cuatro días para que Pedro Sánchez lance otro discurso. Este martes, en el Foro de El Mundo fue bastante tajante: “Descarto que gobierne el PP con la abstención del PSOE”.

Algunos periodistas, confundidos, van diciendo estos días que todo ha sido un error de los medios de comunicación, que malinterpretaron las palabras de Sánchez. Pero esto no es lo que dicen los empresarios que estuvieron en Sitges.

Ellos escucharon, en privado –insisto-, por boca del candidato un compromiso expreso que ahora, en público, no admite. Una de dos: o les mintió a ellos en la cara (porque se opondrá al partido más votado votando en contra) o miente a los españoles (cuando dice que no se abstendrá para que gobierne el PP). No hay otra.

Por eso hay un gran enfado y mucho escepticismo entre quienes lo escucharon. No se fían de Pedro Sánchez porque, advierten, un día nos dice una cosa y al otro, sostiene la contraria. Consideran que el candidato del PSOE les traslada “el mensaje tranquilizador que los altos ejecutivos queremos oír del líder de la oposición ante el avance imparable en las encuestas de la coalición Unidos Podemos”.

Por último, recuerdan que algo similar sucedió hace casi un año. Jordi Sevilla les había asegurado que no habría pasteleo con Pablo Iglesias. No fue así. El pacto con Podemos se materializó en numerosas comunidades y municipios, y Sánchez se empeñó durante un mes en un acuerdo a nivel nacional con Pablo Iglesias que al final, sólo al final, no pudo conseguir.

Más en twitter: @javierfumero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

Javier Fumero

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·