Viernes 20/07/2018. Actualizado 13:18h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Me sigue extrañando un dato: el PP no se hunde

Salió el CIS y se sucedieron las valoraciones: adiós al bipartidismo; se confirma el auge de Ciudadanos; el PSOE tirita porque Pedro Sánchez no chuta; Podemos amaga con reponerse… pero sobre todo, el PP confirma que está tocado y casi hundido.

Afinando un poco más, he leído un estudio sobre las cifras que obtiene el Partido Popular en el sondeo más importante del país. El autor es Lluis Orriol, doctor por la Universidad de Oxford y profesor de ciencia política en la Universidad Carlos III de Madrid. Las conclusiones son contundentes. A saber:

-- Las tasas de fidelidad del PP siguen cayendo y se acerca ya al 50%. Se trata de la cifra más baja de este último ciclo electoral (desde la quiebra del bipartidismo). El PP es ahora el partido que tiene una menor tasa de fidelidad. Se trata de un dato muy excepcional, que yo recuerde –dice Orriol- no existe precedente.

-- Ciudadanos penetra con fuerza en la derecha, un espacio que tradicionalmente ha sido un coto privado del PP. Ahora uno de cada cuatro votantes de derecha simpatizan con C’s. Se trata del cambio más relevante en la política española en los últimos meses. Mariano Rajoy ya sólo logra mejores valoraciones que Albert Rivera entre los votantes marcadamente de derechas. Hace un año, Rivera sólo destacaba de forma clara en los valores de centro.

-- Ciudadanos también gana terreno en el espacio de centro e incluso de centro-izquierda. Pero su impulso en los últimos meses proviene particularmente del votante conservador del PP.

-- Podemos reduce progresivamente sus fugas hacia el PSOE. El “efecto Pedro Sánchez” parece que se va desvaneciendo. Por otro lado, la izquierda sigue manteniendo altas tasas de indecisión.

-- La preocupación por las pensiones se dispara. Pero el auto-interés prevalece: se trata de una preocupación particularmente presente entre los mayores de 65 años (28%), pero mucho más marginal entre los jóvenes menores de 35 años (5-8%).

-- Se vota con la cartera: El PP cae particularmente entre los votantes mayores de 65 años (de 7 puntos con respecto enero). Entre los jóvenes se mantiene. El PP está viendo cómo su principal granero de votos le castiga por la gestión de la crisis de las pensiones.

Todo esto es interesante pero a mí me sigue escamando una cosa. ¿No es también extraño y excepcional que, con la que está cayendo, el PP siga siendo el partido que recoge más apoyos de todo el arco parlamentario? ¿No es inaudito (y síntoma de cierta fortaleza digna de ser tenida en cuenta) que el PP siga arriba a pesar de Gürtel, Cifuentes, el “os jodéis” y cosas por el estilo?

Insisto. Si el PP logra este nivel de adhesiones en el peor momento de su historia, ¿no es razonable pensar que durante el año que queda hasta las siguientes elecciones podrá invertir la tendencia? En este tiempo, podrá ‘vender’ logros a los que todavía no ha podido sacar partido: tres Presupuestos aprobados, pensiones al alza, normalización del tema catalán, consolidación del fin de la crisis económica…

Como ven, yo sigo a lo mío: me parece muy pronto para encargar el entierro del Partido Popular.

Más en twitter: @javierfumero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

Javier Fumero

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·