Martes 22/05/2018. Actualizado 10:45h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Y al tercer día, resucitó Nunca Mais

Vaya, vaya, vaya. ¡Qué sorpresa! Tanto... como que es un auténtico milagro, todo un fenómeno paranormal. Iker Jiménez ya tiene tema para su próximo Cuarto Milenio. Los ecologistas de la plataforma Nunca Mais, que tanto ruido hicieron cuando el Prestige y llevaban diez años mudos y silentes, han resucitado. Aleluya.more-->

La salida del armario se escenificó este martes, en el recinto ferial Expo-Coruña donde se celebraba la primera jornada del juicio que debe dirimir las responsabilidades civiles y penales de la catástrofe medioambiental del Prestige.

Eran 300 personas de un colectivo que se hizo famoso en noviembre de 2002, cuando se produjo el hundimiento del famoso petrolero que provocó una marea negra de 64.000 toneladas de chapapote.

La catástrofe fue de grandes proporciones, movilizó a muchos ciudadanos y se le zurró de lo lindo al Gobierno Aznar. Probablemente, con motivo. Sin embargo, lo extraño vino después.

Los presuntos defensores del medio ambiente enmudecieron de forma sospechosa cuando el PSOE y el BNG llegaron al poder. Desde ese momento, no hubo medioambiente que defender. No hubo denuncias que hacer. No hubo ni rastro de los ecologistas.

Nada se escuchó de ellos en 2008, por ejemplo, cuando las costas de Cádiz y Algeciras se inundaron de fuel y chapapote por culpa de vertidos negligentes. El carguero liberiano Tawe, el buque Fedra que se partió en dos, el chatarrero New Flame que vertió parte de su combustible al mar... la lista fue un escándalo.

Pero nadie les oyó rechistar: la Junta de Andalucía estaba gobernada por el PSOE y los muchachos de la pancarta –que fueron tan bien manejados en su día por los agitadores del Bloque Nacionalista Galego- estaban muy probablemente instalados entonces en las confortables instituciones gallegas, a sueldo de aquella Xunta de Galicia que presidía el socialista Emilio Pérez Touriño.

Hoy es otra cosa. Hoy manda Alberto Núñez Feijóo, hay elecciones a la vuelta de la esquina y toca desempolvar el disfraz de kale borrokilla de Greenpeace. Toca salir a la calle para encabezar la pancarta y lograr minutos en el Telediario.

Manda huevos, que diría el otro.

Más en twitter: @javierfumero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
Etiquetas

Sobre el autor...

Javier Fumero

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·