Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Otro vídeo viral que es un montaje. Y van…

La redes sociales se están convirtiendo en un lugar peligroso. En una selva, donde hay auténticas maravillas conviviendo con peligros insondables. Lo digo aludiendo al tema que traté este jueves aquí mismo: la proliferación de las mentiras.

El miércoles, dando una vuelta por Twitter, me crucé con un mensaje que decía: “Mi admiración y respeto por esta chica. Espero que además haya denunciado”.

Iba acompañado de un breve vídeo donde se veía al conductor de una furgoneta pararse al lado de una ciclista y acosarla. Le pedía el número de teléfono y utilizaba varias expresiones machistas. Pero toda su actitud era una ofensa. De repente, arrancan y la chica se pone a circular detrás de la furgo. Al final, se sitúa a su lado y aprovechando que se ha detenido, le arranca de un golpe el retrovisor y se da a la fuga.

Toda la escena está grabada por un motorista que va justo detrás de la chica. Lleva una especie de GoPro (esos artilugios con cámara que se instalan en el casco y graban) que va registrando todo lo que pasa delante suyo.

Pues bien. El vídeo es un montaje. No es una historia real. Se ha convertido en un viral de gran audiencia, con miles de retuits y mensajes de solidaridad, pero es mentira. Lo ha descubierto The Guardian.

Periodistas del medio se desplazaron hasta la zona donde tuvo lugar el incidente y encontraron testimonios de personas que aseguraban que todo había sido un poco extraño: era como si se grabara una escena para una serie de ficción o una película. Los protagonistas parecían actores porque obedecían órdenes, se repetían planos y encuadres, etc.

La web que lanzó por vez primera el vídeo lo retiró en cuanto se confirmaron las dudas sobre su veracidad y emitió un comunicado pidiendo disculpas:

-- “El vídeo lo recibimos de un tercero y nosotros lo compartimos al darnos la impresión de que era real. Normalmente vetamos todo el contenido recibido por terceras personas hasta comprobar su autenticidad, pero por desgracia no se hizo así para este vídeo”.

Ahora algunos intentan saber si es parte de una campaña de concienciación, un anuncio publicitario, parte de una tesis doctoral o un simple experimento social.

Como experimento social, insisto, me parece ilustrativo de lo que nos está pasando. Tenemos más acceso que nunca a la información pero jamás hemos estado tan desprotegidos respecto a bulos y engaños.

Las redes sociales no filtran, no comprueban, no contrastan. No es su cometido principal. Los medios de comunicación intentamos publicar hechos veraces pero la lucha por la inmediatez, por ser el primero, por lograr la viralización a golpe de originalidad, no ayuda. Todo lo contrario.

Bonito dilema.

Más en twitter: @javierfumero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

Javier Fumero

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·