Miércoles 13/12/2017. Actualizado 13:45h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Casas reales

La declaración de Jaime de Marichalar sobre el accidente de su hijo Froilán arroja interrogantes según miembros de la Guardia Civil especialistas en Intervención de Armas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El accidente de Felipe Juan Froilán en la finca de la familia Marichalar en Garray (Soria) ha sido estudiado con algún detenimiento por expertos de la Guardia Civil que trabajan en la especialidad de Intervención de Armas. Y encuentran lagunas en la declaración que prestó su padre, Jaime de Marichalar.

Estos profesionales, que por oficio son los que se encargan de controlar armas de fuego, conocen muy bien la escopeta con la que el nieto mayor del rey se disparó en el pie. Y tienen su opinión sobre cómo pudo producirse el accidente.

Agentes de la Guardia Civil especialistas en armas afirman, de entrada, que lo que le pasó a Froilán le puede suceder a cualquiera, porque para conocer y manejar un arma se necesita experiencia, y eso se adquiere con los años.

Sin embargo, según ha sabido El Confidencial Digital, tienen algunas dudas sobre el contenido de la declaración que prestó Jaime de Marichalar en la comandancia de la Guardia Civil de Soria. Hablan, en concreto, de incongruencias. Esto es lo que no les cuadra:

-- Nada más producirse el accidente, Marichalar dijo que el accidente se produjo mientras realizaban unas prácticas de caza.

-- Más tarde cambió esa versión y dijo que su hijo se dio el tiro en el pie cuando procedían a limpiar el arma.

-- Donde verdaderamente es discutible la declaración es en el punto en el que aseguró que estaba limpiando el arma en la finca.

-- Los expertos de la Guardia Civil explican que está recomendado que un arma se limpie siempre en un sitio cerrado, porque cualquier circunstancia exterior (sudor, viento, lluvia…) puede provocar un accidente.

-- No les cuadra, por tanto, que Jaime de Marichalar, una persona con experiencia en el manejo de escopetas, asegurara estar limpiando el arma en la finca, es decir, al aire libre.

-- Y, en todo caso, sigue habiendo una clara ilegalidad porque un niño de 13 años no puede manipular una escopeta bajo ningún concepto, ni siquiera para limpiarla.

-- Por eso no acaban de explicarse que, tras la declaración en la comandancia de Soria, el asunto haya quedado en nada.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··