Imprimir

El CNI no usó balizas para seguir al coche de Puigdemont

Confidencial Digital | 28 de marzo de 2018

El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.
El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.

Seguir al coche de Puigdemont hasta Alemania fue más fácil de lo que se cree. No se utilizaron balizas sino sistemas informáticos que permiten rastrear la huella GPS de un Smartphone conocido de antemano. El espionaje electrónico fue clave en la operación.


“Colocar una baliza en el paso de rueda es un método tosco y obsoleto”. Así lo definen a El Confidencial Digital fuentes de la inteligencia española, que descartan el uso de este tipo de sistemas en la operación que llevó a la localización y detención de Carles Puigdemont en una gasolinera de Alemania.

Tal y como ha circulado en un primer momento, los agentes del CNI a cargo de la operación habían conseguido balizar el vehículo, el Renault Espace negro con matrícula belga, antes de que el ex president se montase en él en la huída hacia su refugio belga.

Sin embargo, las fuentes consultadas –conocedoras de detalles concretos de la operación- descartan este método. “Implica un enorme riesgo. La maniobra de colocación es complicada ya que hay que acercarse a un vehículo que puede estar siendo vigilado fácilmente, con una cámara interior por ejemplo. Puede provocar que se descubra a la persona encargada de colocarlo” explican.

Además, en caso de tener éxito a la hora de colocarlo no garantiza su eficacia. “Es fácilmente detectable por alguien con un mínimo de conocimiento de técnicas de contrainteligencia”. Por otra parte, su autonomía está limitada a la capacidad de su batería. A mayor autonomía, mayor tamaño, y a mayor tamaño, más posibilidades de ser detectada la baliza.

Este tipo de métodos, explican estas voces, suelen usarse en operaciones de seguimiento de larga duración y con vehículos de gran tamaño como camiones, donde es más fácil camuflar uno de estos aparatos.  Suelen descartarse en operaciones en las que el sujeto puede sospechar que le están siguiendo, como el caso de Carles Puigdemont.

Destacan, además, que en la actualidad existen métodos mucho más avanzados tecnológicamente que no implican ningún tipo de exposición para los agentes del operativo: el espionaje electrónico.

El CNI tiene a su disposición desde hace tiempo sistemas informáticos capaces de ‘trackear’ cualquier Smartphone a través de la huella GPS que emite. De esta manera, conociendo de antemano el teléfono de cualquiera de sus colaboradores –él hacía meses que no llevaba móviles encima precisamente para evitar seguimientos- puede determinarse su posición exacta en tiempo real.

Por otra parte, el atestado policial de la detención de Puigdemont no hace referencia al hallazgo de ningún artilugio de seguimiento en el Renault Espace. “De igual manera, aunque lo hubieran encontrado tampoco lo habrían revelado” asumen las fuentes consultadas, ya que la operación “contaba con el total beneplácito del BND alemán”.

Además, hay otras complicaciones de índole legal que puede entrañar la colocación de balizas. Estas actuaciones deben ser aprobadas previamente por parte de un juez. En caso de que no exista dicha autorización, la detención podría considerarse ilegal y podría utilizarse como impedimento a la extradición de Carles Puigdemont.


Puede ver este artículo en la siguitente dirección https://www.elconfidencialdigital.com/articulo/seguridad/CNI-balizas-seguir-coche-Puigdemont/20180327172307088936.html


© 2019 Confidencial Digital

Todos los derechos reservados. Esta información es para el uso exclusivo de los lectores de Confidencial Digital. No está autorizada su difusión ni citando la fuente. Publicaciones Confidenciales. C/Naranjo 3, 1º Dcha 28039 Madrid. Teléfono:  +34 91 445 96 97