Imprimir

La infanta Cristina ante el juez Castro: los detalles del plan de seguridad redactado por la Policía

Confidencial Digital | 05 de Febrero de 2014

La infanta Cristina declara este sábado en los Juzgados de Palma en medio de un gran despliegue policial. Los informes redactados por la Unidad de Seguridad Ciudadana y la Unidad de Información de la Policía Nacional han sido decisivos a la hora de planificar cómo se desarrollará esa comparecencia. La conclusión fue no correr riesgos de ningún tipo. Por eso, entre otras medidas, el dispositivo de seguridad comenzará ya a 200 metros del juzgado.

El pasado sábado, el juez decano de Palma, Francisco Martínez Espinosa, notificó que autorizaba a Cristina de Borbón llegar hasta la puerta de los juzgados en coche, y, por tanto,  no recorrer a pie los 40 metros de la rampa de bajada hasta el acceso que en su día recorrió Iñaki Urdangarín. El magistrado ha tenido muy en cuenta, para esa decisión, el informe entregado un día antes por la Policía Nacional, que recomendaba la utilización de en vehículo "por estrictas razones de seguridad".

Según ha conocido El Confidencial Digital, de fuentes policiales solventes, el informe entregado al juez decano es el resultado del trabajo conjunto de dos brigadas de la Policía Nacional: la de Seguridad Ciudadana de Palma y la Brigada de Información.

Ambas han estado en contacto permanente con la Casa Real, a la que también han aportado una serie de datos sobre los problemas que podía encontrar la infanta si llegaba al juzgado andando.

La Brigada de Información alertó de “grupos violentos”

Las fuentes policiales a las que ha tenido acceso ECD explican que, antes del informe final remitido al juez decano por parte de la Brigada de Seguridad Ciudadana, hubo uno previo de la Brigada de Información, que, entre otras cosas, realizó un seguimiento a través de Internet de los movimientos de protesta que han surgido desde que doña Cristina fue citada a declarar.

La conclusión de los agentes de Información fue el día de la declaración “habrá concentraciones masivas”, tanto de manifestantes, como también de periodistas y 'curiosos'. El hecho de que la citación a la infanta Cristina se hubiera conocido con tanta antelación ha provocado que “grupos violentos hayan tenido tiempo suficiente para movilizarse”.

Con esos datos, la Policía Nacional recomendó llevar a cabo gran despliegue de seguridad, garantizando la presencia de agentes en toda la manzana que rodea el juzgado de Palma.

El  cordón policial, a 200 metros

Los consejos de los agentes de la Brigada de Información han sido tenidos en cuenta por la de Seguridad Ciudadana, que ya está ultimando el dispositivo de seguridad para el próximo sábado.

Aunque el operativo aún no está cerrado del todo, las fuentes policiales consultadas por ECD resumen: “Se están adoptando medidas mucho más severas que cuando declaró Urdangarín”.

En concreto, explican: “Si con el duque de Palma el cordón policial se situó a unos 10 metros del juzgado, el sábado se levantará a una distancia mucho mayor, en torno a los 200 metros”.

El objetivo es evitar cualquier altercados en las inmediaciones del tribunal, teniendo en cuenta que se anuncian manifestaciones convocadas por varias plataformas y en distintos puntos cercanos a la sede judicial: “Hay que cubrir la totalidad del perímetro”, explican.

Los únicos que podrán situarse en las inmediaciones del juzgado son los periodistas, debidamente acreditados, a los que se les ha autorizado ocupar un emplazamiento similar al que ya tuvieron en las dos declaraciones de Iñaki Urdangarín ante el juez Castro.

Visita a los edificios adyacentes y sellado de alcantarillas

Desde que el juez Castro fijó la fecha del 8 de febrero para la declaración de la infanta Cristina, los vecinos de los edificios colindantes al juzgado no han dejado de recibir llamadas de medios de comunicación, españoles y no españoles, interesado en poder tomar imágenes desde las ventanas y balcones de esas viviendas.

De hecho, ya hay televisiones que pagan hasta 800 euros por alquilar balcones que se encuentran frente al juzgado.

Dentro del plan de seguridad redactado por la Policía Nacional, en los últimos días agentes del cuerpo han visitado esos edificios cercanos, donde han realizado una serie de “preguntas de rutina” a los vecinos: “Se les pide que identifiquen a todos los que viven allí, y que avisen si ven a algún desconocido merodear la zona”, detallan las fuentes consultadas.

Sobre la presencia de informadores en esas viviendas, explican que “todos los profesionales tendrán que mostrar su acreditación para poder sobrepasar el control policial, por lo que los datos de aquellos que, en vez de situarse a la puerta del juzgado, se ubiquen en algún balcón también los tendrá controlados la Policía.

Por último, las fuentes policiales a las que ha tenido acceso ECD, conocedoras del plan de seguridad preparado por el Cuerpo Nacional de Policía, explican que el jueves y el viernes, dos días y un día antes de la declaración de la infanta, efectivos especializados inspeccionarán las alcantarillas de la zona para garantizar que no ha sido instalado ningún tipo de artefacto en el subsuelo.

Una vez revisadas, las alcantarillas serán selladas, con un precinto, que no se quitará hasta el sábado por la tarde, una vez haya declarado la infanta.

Con escolta de la Casa Real

La infanta Cristina acudirá al juzgado de Palma acompañada y protegida personalmente por escoltas pertenecientes al servicio de seguridad de La Zarzuela.

Los servicios de seguridad de la Casa Real han estado estos días previos en contacto permanente con el Cuerpo Nacional de Policía para intercambiar datos e informaciones, y en concreto han conocido el plan de protección redactado y entregado al juez decano.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección https://www.elconfidencialdigital.com/articulo/casas_reales/Cristina-Castro-seguridad-redactado-Policia/20140204215418071797.html


© 2019 Confidencial Digital

Todos los derechos reservados. Esta información es para el uso exclusivo de los lectores de Confidencial Digital. No está autorizada su difusión ni citando la fuente. Publicaciones Confidenciales. C/Naranjo 3, 1º Dcha 28039 Madrid. Teléfono:  +34 91 445 96 97