Imprimir

A los vecinos del barrio de Jinámar, en Las Palmas, que se amotinaron para evitar la detención de un presunto delincuente

Confidencial Digital | 08 de agosto de 2011

Está de moda amotinarse para impedir las detenciones. Eso ocurrió el pasado jueves en el barrio de Jinámar, en Las Palmas de Gran Canaria. Sobre las 19 horas comenzó una espectacular operación que, sin embargo, tuvo su inicio en un control rutinario por parte de los agentes de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) de la comisaría sur de Las Palmas de Gran Canaria en una de las rotondas cercanas a Jinámar. En el mismo, detuvieron un vehículo conducido por un joven, identificado como Aday, que carecía de permiso de conducir. Tras un primer cacheo, registraron el turismo y hallaron 3.000 euros en el interior. Le persiguieron hasta su domicilio y allí los vecinos quisieron evitar su detención con un motín. Al final, el detenido pudo ser arrestado a las 21 horas. Escenas como esta deberían desaparecer de la vida diaria. No es normal que vecinos intenten proteger a presuntos delincuentes. Es la justicia la que debe determinar su inocencia o su culpabilidad. Y no la arbitrariedad vecinal. Guindilla a estos ciudadanos.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección https://www.elconfidencialdigital.com/articulo/la_guindilla/Jinamar-Palmas-amotinaron-detencion-delincuente/20110808000000062794.html


© 2020 Confidencial Digital

Todos los derechos reservados. Esta información es para el uso exclusivo de los lectores de Confidencial Digital. No está autorizada su difusión ni citando la fuente. Publicaciones Confidenciales. C/Naranjo 3, 1º Dcha 28039 Madrid. Teléfono:  +34 91 445 96 97