Imprimir

Rajoy trabaja en una reforma ‘light’ de la Constitución para encajar Cataluña en España

Confidencial Digital | 05 de agosto de 2014

Mariano Rajoy recibe a Artur Mas en La Moncloa.
Mariano Rajoy recibe a Artur Mas en La Moncloa.

El Gobierno se ha ido de vacaciones con un plan para Cataluña que pretende desplegar en septiembre. A pesar de que Rajoy se cierra en banda a una reforma profunda de la Constitución, sí está dispuesto a introducir algunos retoques en la Carta Magna que desbloqueen el conflicto con Cataluña.

El recién elegido secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, propuso la semana pasada al presidente del Gobierno reformar la Constitución. Se lo planteó personalmente en la reunión que mantuvieron en La Moncloa al día siguiente de ser proclamado nuevo líder de la oposición.

Pero el jefe del Ejecutivo le trasladó que “en este momento no se dan las condiciones políticas necesarias para articular una propuesta de gran calado con un consenso similar al alcanzado en la Transición”.

Ha recibido las aportaciones de Herrero de Miñón

Sin embargo, según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes conocedoras de estos trabajos, Rajoy si está dispuesto a avanzar a partir de septiembre en una “reforma ligth y express de la Constitución”.

El Gobierno se dispone a ofrecer a la Generalitat mayores competencias en diversos ámbitos, como la financiación, la lengua y la cultura.

Ha pedido un informe a uno de los padres de la Constitución y actual miembro del Consejo de Estado, Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, para articular su propuesta. Moncloa está pendiente ahora de que el Consejo de Estado se pronuncie a la vuelta del verano.

Contactos con empresarios y dirigentes de CiU

Mientras, los sondeos a importantes empresarios y políticos catalanes con esta solución han comenzado ya a lo largo del mes de julio.

Los empresarios y los responsables políticos en Cataluña han llegado a la conclusión de que hay que encauzar la situación con cierta urgencia. La mayoría admite ya que la solución pasa inevitablemente por un acuerdo del Gobierno central con la Generalitat para evitar el choque de trenes a menos de tres meses de la consulta.

Una disposición adicional en la Constitución

Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD revelan que la vía principal por la que se inclina ahora el Gobierno es añadir una disposición adicional a la Constitución para abrir el camino a un pacto entre los Gobiernos de España y el de la Generalitat.

Los defensores de esta fórmula dentro del Ejecutivo defienden que “sería una reforma suave y nada traumática con un objetivo claro: desbloquear el conflicto”.

Esta adicional se aprobaría con las mismas condiciones que permitieron la reforma de la Constitución en 2011 respecto al déficit público. Se necesitaría solo el voto favorable de los tres quintos del Congreso y del Senado

Los cambios en el artículo 135 fueron pactados por PSOE y PP, y se incluyeron también a través de una adicional impulsada por el entonces presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder de la oposición, Mariano Rajoy.

Se trataba de recoger en la Carta Magna un techo de gasto exigido por Bruselas, que impidiera a las administraciones públicas gastar más de lo que ingresan y asegurar así el equilibrio presupuestario o défícit cero a partir de 2018.

Blindaje de las competencias de Cataluña

Según las fuentes consultadas, Rajoy utilizará como base de este movimiento las 23 reclamaciones que el presidente de la Generalitat le trasladó en su encuentro hace una semana en La Moncloa para estudiar el blindaje de algunas competencias de Cataluña a través de una disposición adicional.

Entre ellas, Artur Mas incluyó peticiones de mejora de la financiación y ampliar competencias en Sanidad, Educación y Cultura.

No aprovechar para incluir otros aspectos

Las fuentes a las que ha tenido acceso este confidencial explican que Rajoy quiere huir ahora de una reforma global de la Constitución y por eso se decanta por dar solución sólo al conflicto con Cataluña.

Tiene claro que aspectos, como la forma de Estado o la sucesión en la Corona, no tienen por qué ser reformados en este momento.

También se quiere asegurar, a través de nuevos contactos con el líder del PSOE, que esta reforma no vaya a ser aprovechada por los socialistas y otros grupos de la izquierda para agitar la proclamación de la República en España.

La medida puede recoger un amplio consenso

El presidente no está dispuesto tampoco a ‘abrir este melón’ sin garantías de que servirá para resolver el problema catalán. De ahí, las intensas conversaciones en las últimas semanas, según ha confirmado ECD, con amplios sectores de la sociedad catalana para sondear esta reforma.

Algunas de las respuestas que ha recibido el Gobierno son positivas. Se le ha asegurado desde altas instancias del poder económico catalán y los sectores más moderados de CiU que este acuerdo puede satisfacer las demandas de una parte muy importante de los ciudadanos de Cataluña.

Pero también le han advertido que siempre quedará otro segmento menos numeroso que continuará reclamando la independencia.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección https://www.elconfidencialdigital.com/articulo/politica/Rajoy-trabaja-Constitucion-Cataluna-Espana/20140804194205073915.html


© 2019 Confidencial Digital

Todos los derechos reservados. Esta información es para el uso exclusivo de los lectores de Confidencial Digital. No está autorizada su difusión ni citando la fuente. Publicaciones Confidenciales. C/Naranjo 3, 1º Dcha 28039 Madrid. Teléfono:  +34 91 445 96 97