Imprimir

Por la boca… Políticos: Hoy no se fían, mañana tampoco

Félix Gallardo |

Confidencial Digital | 25 de junio de 2019

Pablo Iglesias y Pedro Sánchez, en el Palacio de la Moncloa.
Pablo Iglesias y Pedro Sánchez, en el Palacio de la Moncloa.

Con pactos, tácticas, estrategias, contubernios, compra y venta de escaños, mercado de votos, traiciones, engaños y sospechas, el gran mal de la política española es la desconfianza entre los políticos.

Desde hace meses y tras la moción de censura y las elecciones organizadas por Pedro Sánchez, para y por su propio interés, asistimos a una especie de feria de los esperpentos en la formación de gobiernos en ayuntamientos, autonomías y ahora vamos camino de lo mismo en el gobierno de la nación.

Detrás de todo pueden estar los resultados electorales, los legítimos intereses de los partidos y hasta las no menos legítimas ideologías de cada uno, pero lo que de verdad subyace en todo este tinglado de la farsa es la desconfianza -tanto personal como partidista- entre unos y otros protagonistas de la cosa política.

Con pactos, tácticas, estrategias, contubernios compra y venta de escaños, mercado de votos, traiciones, engaños y sospechas, el gran mal de la política española es la desconfianza entre los políticos.

Están acostumbrados al engaño, a engañar y a ser engañados y, aunque es algo que dan por hecho, ese acostumbramiento no impide que la desconfianza aflore en cualquier negociación e incluso permanezca cuando esa negociación ha dado resultado, por endeble que sea.

Los políticos no muestran su desconfianza antes y durante los pactos, sino que una vez puestos en marcha y en pleno funcionamiento de los gobiernos a los que han dado lugar, siguen sin confiar en el de enfrente y en el que tienen al lado, por muy compañero de viaje en que se haya convertido

Y lo peor de todo eso es que cada una de las acciones de unos y otros están bajo sospecha del de al lado y del de enfrente, con lo que se genera una ineficacia, más que grave, en toda la gestión de los diferentes gobiernos.

Si a todo eso le añadimos que los afanes electorales nunca desaparecen del horizonte personal de los políticos ni de las formaciones que los amparan, el cóctel resultante no puede ser más lesivo para los intereses generales y para el bien común.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección https://www.elconfidencialdigital.com/opinion/felix-gallardo/boca-politicos-hoy-fian-manana-tampoco/20190624100537127093.html


© 2019 Confidencial Digital

Todos los derechos reservados. Esta información es para el uso exclusivo de los lectores de Confidencial Digital. No está autorizada su difusión ni citando la fuente. Publicaciones Confidenciales. C/Naranjo 3, 1º Dcha 28039 Madrid. Teléfono:  +34 91 445 96 97