Imprimir

Una chapuza judicial absuelve a seis habituales traficantes de hachís

Confidencial Digital | 01 de enero de 2018

Policías controlan el tráfico de droga en el Campo de Gibraltar.
Policías controlan el tráfico de droga en el Campo de Gibraltar.

La Sección segunda de la Audiencia Provincial de Málaga ha dictado una sentencia por la que absuelve a seis acusados de un delito de pertenencia a organización criminal y de otro contra la salud pública por traficar con hachís entre Marruecos y Algeciras.


Según ha podido saber El Confidencial Digital de fuentes cercanas al caso, la historia comienza en julio de  2015 en Algeciras, en el juzgado de instrucción número tres. El titular recibe un requerimiento de los agentes de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) para pinchar unos números de teléfono y hacer seguimiento de sus usuarios.

Los agentes sospechan de un grupo de unas seis personas, a las que creen relacionadas con tráfico de droga en el Estrecho de Gibraltar. El juzgado abrió diligencias previas pero finalmente determinó que no existían indicios de criminalidad suficientes. Archivó la causa el 11 de agosto.

En ese momento tiene lugar el error judicial. Menos de una semana después, el 17 del mismo mes, un juzgado de Málaga abre diligencias previas por el mismo caso. Este fue el argumento al que se agarró la defensa de uno de los acusados.

El abogado Juan Gonzalo Ospina habló en el juicio ante la Audiencia Provincial de Málaga de la falta de competencia del juzgado, ya que, si los hechos sucedieron en Algeciras, lo lógico es que el procedimiento se hubiera llevado a cabo en el partido judicial de Cádiz y no en el de Málaga.

Cabe recordar que la Constitución reconoce el derecho a un juicio justo, lo que incluye que el magistrado sea independiente. Al acudir a un juzgado del partido judicial que no corresponde, se abre la sospecha de que se prefiere a otro juez porque favorecerá más a una parte.

La falta de pruebas

Sin embargo, el argumento de mayor peso, por el que la Sala dictó sentencia, fue la anulación de las escuchas telefónicas a los sospechosos, que según fuentes policiales, llevaban tiempo fichados por los agentes.

Y es que el juzgado malagueño que se hizo cargo del caso autorizó las escuchas a los sospechosos. De las mismas, los agentes de la Udyco consiguieron interceptar una embarcación que transportaba treinta y cuatro fardos de hachís procedente de Marruecos, casi una tonelada de droga.

El juzgado de Algeciras no pudo aportar la motivación de las escuchas, las cuales le habían sido remitidas desde Málaga, con lo que no se pudo acreditar la orden. La defensa aprovechó este error para argumentar la inocencia de sus clientes.

El tribunal entendió que, anulada la prueba principal, quedan anuladas las demás. Por tanto, los acusados fueron absueltos y siguen en libertad.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección https://www.elconfidencialdigital.com/articulo/seguridad/chapuza-judicial-absuelve-habituales-traficantes/20171229100719087899.html


© 2019 Confidencial Digital

Todos los derechos reservados. Esta información es para el uso exclusivo de los lectores de Confidencial Digital. No está autorizada su difusión ni citando la fuente. Publicaciones Confidenciales. C/Naranjo 3, 1º Dcha 28039 Madrid. Teléfono:  +34 91 445 96 97